Todas y cada una de las operaciones comerciales que el emporio Báez mantuvo con Los Sauces SA, la sociedad de la familia Kirchner, tenían como único responsable a Lázaro Báez . Esa afirmación repitieron ayer Martín y Leandro, hijos del empresario, durante la declaración indagatoria por la causa que investiga los supuestos retornos pagados por el santacruceño a la firma de la ex familia presidencial a través del alquiler de inmuebles.

Con la misma línea argumental que había manifestado su hermano, Leandro Báez, que está acusado de lavado de dinero, señaló a su padre como el único responsable de las operaciones con Los Sauces. Y afirmó que sólo él mantenía una relación personal con los Kirchner, incluso después de la muerte de Néstor.

Leandro, el hijo menor del empresario, fue el primer miembro de la familia que habló ante la Justicia desde que su padre permanece detenido en el penal de Ezeiza, desde hace casi un año. Ingresó a los tribunales de Comodoro Py después de las 11 y permaneció en el despacho del juez federal Claudio Bonadio durante dos horas.

“Él [por Lázaro Báez] manejaba todo. Todo lo manejaba. Si uno se oponía era lo mismo que nada. No había delegación de funciones. Lázaro llegaba a las 800 y atendía todos los problemas. No te daba lugar a nada”, afirmó Leandro, que se distanció de su padre antes de que fuera detenido.

El hijo del empresario ratificó que el vínculo de su padre con los Kirchner se gestó a través de Néstor, “que era su amigo”, pero que después de su muerte continuó con Cristina. “Lázaro habló con Cristina y con Máximo luego de la muerte de Néstor y el tema fue el de las contrataciones y la relación comercial”, declaró.

Leandro Báez sostuvo, además, que en 2013, tras la emisión de un informe del programa de televisión Periodismo para todos, “hubo un quiebre en la relación” por el escándalo mediático. “No me acuerdo bien de la fecha, pero Lázaro llamó al contador Bustos diciéndole que había que dar de baja los alquileres de los tres complejos” investigados y “otros inmuebles cuya administración gestionaba la inmobiliaria Sanfelice”, dijo Leandro. Y agregó que hubo distintos encuentros con los Kirchner, que podían concretarse en El Calafate, Río Gallegos o en la Ciudad de Buenos Aires. “[Lázaro] Fue a la quinta de Olivos”, recordó Leandro ante la consulta del juez Bonadio.

El hijo de Báez negó tener una relación con los Kirchner, aunque reconoció haber compartido algunos asados con Néstor y Máximo y uno solo con Cristina.

Aunque Lázaro Báez, acusado de lavado de dinero en la causa conocida como Los Sauces, es el principal imputado, tanto sus hijos Leandro como Martín participaron oficialmente de los negocios realizados desde las empresas de la familia con Los Sauces. Ambos firmaron los cheques para el pago de alquiler de los inmuebles que están bajo sospecha. Ambos coincidieron ayer en que la firma significaba dentro de su empresa un mero acto administrativo que era concretado después de la orden de su padre. “Uno chequeaba que viniera autorizado con la firma de Lázaro y ahí firmaba los cheques”, explicó.

El hijo mayor

Su hermano Martín Báez había sido indagado más temprano. El hijo mayor del empresario, aquel que apareció contando billetes en un video dentro de la financiera conocida como “La Rosadita”, presentó un escrito ante Bonadio y no aceptó responder preguntas.

Martín también afirmó que cada puesto que ocupó en las sociedades de la familia como accionista o directivo estaba precedida de una decisión tomada por su padre y “basada, únicamente, en criterios de confianza”.

La Justicia continúa hoy la investigación sobre Los Sauces con la declaración indagatoria de Luciana Báez, otra de las hijas del empresario. Luciana conoce las operaciones del Grupo Austral, ya que quedó a cargo del emporio patagónico cuando su padre fue detenido.

La ronda de indagatorias ordenada por el juez Bonadio seguirá por dos semanas más: Máximo y Florencia Kirchner deberán presentarse el 6 de marzo y la ex presidenta Cristina Kirchner fue citada para el 7.

el juez Sergio Torres por presuntas medidas a favor de Socma y requirió que se indague si existieron resoluciones de la ANAC que favorecieron a MacAir. Además del escrito del FPV, el particular Fernando Miguez hizo otra denuncia por los mismos hechos, que está en el juzgado de Luis Rodríguez.

Con la transferencia de MacAir, su gerente e histórico ejecutivo del grupo Socma Carlos Colunga, asumió como CEO de Avian en la Argentina, confirmaron fuentes de la empresa a LA NACION. Cuando anunció la adquisición, el principal accionista de Avianca Holding, Germán Efromovich, señaló: “La Argentina es un mercado importante y la idea es empezar con MacAir para atender a un nicho doméstico interesante”.

Desde Avian explicaron a este medio: “No hay forma de que compitamos con Aerolíneas Argentinas ya que la flota sólo tiene avio

Polémica por el traspaso de tribunales

Trabajadores judiciales realizaron ayer un paro parcial con movilización en rechazo del traspaso de tribunales de la órbita nacional a la Capital Federal. El gremio que lidera Julio Piumato denunció a través de un documento un “intento del gobierno nacional de avanzar sobre la independencia del Poder Judicial y la colonización de los estrados judiciales”. En tanto, en la ciudad, trataron de poner paños fríos a la cuestión y dieron garantías de estabilidad laboral y salarial a los agentes que sean trasladados. El presidente del Consejo de la Magistratura porteño, Enzo Pagani, afirmó que la medida es por “el valor de la autonomía del Poder Judicial de la ciudad, que debe ser reivindicado”.

fuente LA NACIÒN

Comments

comments