Con el mismo aire descontracturado con que acostumbraba a desenvolverse cuando era vicepresidente, Amado Boudou se presentó ayer a la indagatoria en la causa que investiga irregularidades en la negociación de la deuda de Formosa con el Estado nacional con la intermediación de la firma The Old Fund.

El ex funcionario kirchnerista se desligó de la operación, reiteró que no conoce a Alejandro Vandenbroele y, además, apuntó al gobernador Gildo Insfrán como el responsable de modificar el acuerdo realizado con el Ministerio de Economía de la Nación.

La Justicia investiga si Formosa fue beneficiada con un trato preferencial en la renegociación de su deuda firmada por el entonces ministro Boudou, tras suscribir la provincia un contrato previo con la firma The Old Fund por $ 7,8 millones en concepto de asesoramiento para realizar la presentación ante las autoridades nacionales.

En su llamado a indagatoria, el juez federal Ariel Lijo entendió que Boudou, que por entonces era ministro, y José María Núñez Carmona, su socio y amigo, a través de The Old Fund, firmaron un contrato de consultoría irregular e ilegal con el Fondo Fiduciario Provincial de Formosa (Fonfipro), el organismo público administrado por Jorge Melchor.

Boudou ingresó a Comodoro Py de traje y con el pelo largo. El ex vicepresidente respondió algunas consultas de los periodistas antes de ingresar al despacho del juez. Declaró durante una hora y permitió que la fiscalía le hiciera preguntas.

Se defendió ante el juez Lijo -que también instruye la causa Ciccone-, al sostener que el acuerdo con la provincia había sido sellado por el anterior ministro de Economía, Carlos Fernández. Su actuación se remitió, dijo, a la modificación de dicho acuerdo para agregar un financiamiento especial sobre los intereses de la deuda de Formosa, que se habría realizado a pedido del gobernador.

“Queda claro que no fue iniciativa mía incorporar los intereses a la adenda, sino que fue solicitud expresa y formal del gobernador”, dijo Boudou. El ex vicepresidente es el primero que señala directamente a Insfrán como responsable de las modificaciones en la negociación de la deuda provincial. El gobernador fue el único de los actores de esta causa que todavía no fue llamado a indagatoria, pese a que el fiscal Carlos Rívolo lo pidió en 2015.

La Justicia investiga si este acuerdo, realizado en 2010, fue la antesala para levantar la quiebra de Ciccone, ya que ambas causas comparten varios actores. The Old Fund, sociedad presidida por Vandenbroele, carecía de antecedentes para competir por esa consultoría con bancos o empresas nacionales e internacionales dedicadas a temas financieros.

Meses después de haberse quedado con ese contrato, la sociedad -cuyos accionistas todavía se desconocen- pagó viajes por $ 110.000 a Núñez Carmona, amigo y socio de Boudou. La misteriosa The Old Fund se quedó un año después con el control de la ex Ciccone.

Hipótesis

Vandenbroele, considerado como supuesto testaferro de Boudou, expuso su participación en la negociación de la deuda de Formosa varias veces. Por ejemplo, en uno de sus cuadernos personales -tomado en un allanamiento-, el abogado escribió las iniciales “JM” en referencia a Núñez Carmona y una flecha que lleva directamente a una pregunta: “¿Formosa?”.

Los investigadores manejan por lo menos dos hipótesis sobre este caso. En primer lugar, intentan determinar si esa transferencia millonaria realizada a The Old Fund encubrió un pago de coimas a Boudou a cambio de que se ampliara el canje de la deuda. La Justicia también investiga por qué el gobierno de Insfrán pagó $ 5 millones de más por ese trabajo, un valor muy por encima del que se maneja en el mercado para ese tipo de tareas de consultoría.

Boudou fue el último imputado que declaró en la ronda de indagatorias ordenadas por Lijo. El juez decidirá en los próximos días la situación procesal del ex vicepresidente y otras medidas de la causa, confiaron a LA NACION fuentes judiciales.

Varios frentes judiciales abiertos

Caso Ciccone

Boudou está acusado de haber adquirido la imprenta mediante testaferros y de favorecerla con negocios con el Estado

Enriquecimiento

Junto con su ex pareja Agustina Kampfer, el ex vicepresidente podría ser procesado por el presunto crecimiento injustificado de su patrimonio

Compra directa

El juez federal Sergio Torres lo procesó por la compra directa, sin licitación, de 19 autos de alta gama cuando dirigía el Ministerio de Economía

Formosa

En la causa se investiga si en el marco de los favores a The Old Fund, empresa que aparece vinculada al caso Ciccone, el ex ministro de Economía intervino en la contratación de la firma para la renegociación de la deuda de la provincia

fuente LA NACIÒN

Comments

comments