ESTADO DE DERECHO

Los cumpas de siempre gritan, despilfarran lo que no tienen que es memoria porque sus actividades llevan los colores de la política y de eso se abusó siempre el gran contaminador, el que con Cristina Fernandez de Kirchner le entregaron nuestra tierra

Editorial por Natalia Vargas

Es derecho propio dudar de las cosas y más cuando en el gobierno de José Luis Gioja pasó todo lo que él quiso que pasara y sigue su nube dictadora sobre nuestras cabezas.
Durante sus nefasto gobierno que no se asemeja a nada pues las políticas que llevó a cabo hicieron escuelas entre oficialistas y opositores, el tema ambiental y minero era tabú, recordemos todo ( que no duele ) como en esos tiempos el que hablaba sobre que la minería contaminada lo hacía susurrando y los que peleábamos éramos unos locos.

Esos hippies nazis señalados por Gioja que en cierta forma tenía razón porque no veníamos todos de la misma madera por lo cual a muchos compraron y los que no pudieron los apartaron, los redujeron al silencio que propina el ruido de los que ganan por tener precio.
Recordemos esos medios altivos y mentirosos que negaron las persecuciones, a una Maria Silvia Martín negando absolutamente todo porque era mandato giojero y hoy que?, hoy tenemos esos mismos medios del oscurantismo sanjuanino hablando del tema…pero porque?, porque Gioja lo permite…y porque lo permite?, porque a él nadie le saca el negocio de las mineras; es muy sabido que Sergio Uñac quiere su pedazo y para ello debe construir su propio lobby pero eso a José Luis no le gusta es por ello que la artillería está apuntada y en el medio nosotros, los sanjuaninos que no luchamos por nada.
Los cumpas de siempre gritan, despilfarran lo que no tienen que es memoria porque sus actividades llevan los colores de la política y de eso se abusó siempre el gran contaminador, el que con Cristina Fernandez de Kirchner le entregaron nuestra tierra, ellos ensucian el verdadero sentir del que le duele la Pacha herida, de los que lloramos, de los que tenemos sangre en nuestras venas lo suficientemente caliente para golpearle la cara al que se meta con nuestro futuro, los que estamos excluidos a causa de sus mentiras y del ocultamiento, de las veces que en soledad y sin ayuda legal encaramos la pelea a un Gioja en pleno poder y no a miles de kilómetros.

Es fácil cuando te apañan las banderas de políticos, es fácil cuando Gioja se fue, es fácil hacérselo a Uñac, donde estuviste antes?.
La minería que tenemos es consecuencia de todos nosotros, estos derrames son culpa de los que votaron, los que callaron, los que abandonaron, los que se vendieron y de los traidores, esta contaminación nos pertenece.

Comments

comments