De investigado a acusador. Una semana después de que la nacion publicó que la Inspección General de Justicia (IGJ) envió una inspección al Instituto Patria, el estrecho colaborador de Cristina Kirchner acusó al titular del organismo, Sergio Brodsky, de “abuso de autoridad y persecución política”.

Así lo reveló anoche el programa La cornisa, de Luis Majul, al difundir una nota que el propio Parrilli remitió el miércoles pasado a la IGJ, en la que advirtió que iniciará acciones legales a Brodsky y al organismo si no “cesa en esta persecución en forma inmediata”. La carta constituye una respuesta del dirigente kirchnerista al requerimiento de la IGJ, y Parrilli entiende que “visto el carácter de las contribuciones y el ínfimo monto de las mismas, ya que son realizadas en forma personal por militantes y simpatizantes con nuestras ideas políticas, carecemos de una nómina que podamos facilitar al señor inspector general”. Según se explicó en el programa, Parrilli cuestiona el derecho de la IGJ a acceder a la información, con el argumento de que se trata de montos mínimos. Informa, al respecto, que en el ejercicio concluido en octubre de 2016 se reunieron $ 251.450.

En tanto, se recordó que la IGJ exige una declaración jurada sobre el origen y la licitud de los fondos a las entidades que reciben donaciones por encima de los $ 200.000. El organismo emplazó con cinco días hábiles al Instituto Patria para presentar la información.

fuente LA NACION

Comments

comments