La novela judicial de OCA sumó un nuevo capítulo esta semana, que podría complicar una vez más la situación financiera de la empresa postal privada más grande del país. Ocurre que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) apeló la decisión del juez que, a mediados de mes, había aceptado liberar los embargos que el recaudador había trabado en contra de la compañía.

Según confirmaron a LA NACION fuentes de la AFIP, el organismo que conduce Alberto Abad apeló la decisión del Juzgado Nº 10 en lo Civil y Comercial de Lomas de Zamora, que si bien se había declarado incompetente para iniciar el concurso solicitado por OCA, sí dio lugar a una medida cautelar presentada por la compañía para que, mientras tanto, le liberen las cuentas bancarias embargadas. También informó el organismo recaudador de la apelación a todos los otros juzgados en los cuales se tramitan causas en contra de OCA.

La AFIP había trabado contra OCA embargos por más de $ 900 millones en reclamo por una deuda fiscal que superaría los $ 4000 millones, por retenciones no ingresadas de IVA y Ganancias, además de la retención de aportes correspondientes al personal en relación de dependencia.

OCA se presentó en concurso de acreedores en mayo pasado. Sin embargo, todavía no logra que un juez abra formalmente el proceso, dado que existe un conflicto de competencia entre la justicia de la provincia de Buenos Aires y la de la ciudad de Buenos Aires. OCA se presentó primero ante un juez de la ciudad, que se declaró incompetente por considerar que la empresa está registrada en provincia. Los abogados de la compañía apelaron, pero la Cámara volvió a fallar en la misma dirección. Luego se presentaron ante un juez de Lomas de Zamora, que consideró que el caso no le correspondía, aunque sí le dio por 30 días el beneficio de liberar a la empresa de los embargos, en pos de garantizar su operación.

Opiniones divididas

La empresa postal que preside formalmente Patricio Farcuh tiene 7000 empleados afiliados al gremio Camioneros y desde el Gobierno vienen desde hace tiempo monitoreándola. Cerca del presidente Mauricio Macri habría opiniones divididas con respecto a qué hacer para evitar el estallido de la compañía, y el tema, aseguran algunas fuentes, incluso habría sido motivo de rispideces entre miembros del gabinete. Pero, pese a haberse analizado diversos planes, desde la AFIP le habrían asegurado al Presidente que no hay margen legal para flexibilizar la posición.

Algunos creen que, tarde o temprano, OCA terminará por escindir el negocio postal del de paquetería o logística, que sería el más rentable y podría ser ofrecido a algún tercero. Varios empresarios habrían sondeado informalmente el negocio a pedido del Gobierno, pero por ahora no habría interesados.

En su momento, el líder camionero Hugo Moyano había intentado conseguir que Farcuh vendiera, pero no lo logró. Desde el año pasado y hasta mayo de este año la empresa, de hecho, estuvo virtualmente intervenida por Camioneros y miembros del management de OCA. Moyano incluso llegó a aportar varios meses para cubrir los salarios de los empleados de la empresa.

Farcuh sólo pudo volver a entrar a su compañía en mayo pasado, por la fuerza y gracias al apoyo de Gendarmería. Apenas lo logró, el excéntrico empresario presentó OCA en concurso de acreedores. Pero desde entonces está boyando entre juzgados de la Capital y de la provincia de Buenos Aires en busca de que un juez avale la operación.

fuente LA NACION

Comments

comments