LA PLATA.- Tras cinco días de intensa búsqueda, ayer hubo una sorpresa: la policía científica encontró un barril lleno de cal, enterrado a 85 centímetros de profundidad, en la quinta que el ex secretario general de la Uocra de esta ciudad, Juan Pablo “Pata” Medina , tiene cerca de Punta Indio.

El sindicalista y sus familiares están detenidos acusados de lavado de dinero, asociación ilícita y extorsión, y en las próximas horas el juez federal Luis Armella resolverá la situación procesal de todo el clan.

Los peritos policiales habían comenzado a rastrillar parte de las seis hectáreas de Campo Chico -el predio que el gremialista tiene en la localidad bonaerense de Pipinas, partido de Punta Indio- luego de que un detenido asegurara que Medina escondía dinero en efectivo en tanques de cerveza que enterraba en esa quinta.

Encontraron un barril enterrado en la casa del Pata Medina

Los especialistas comenzaron a formar cuadrículas en una parte del campo para detectar, metro a metro, la posible existencia de barriles con dinero. En ese procedimiento la policía científica, con la ayuda de un georradar, descubrió un alambre de púa semienterrado y un tanque de metal lleno de cal. Fue entonces cuando comenzaron a circular distintas versiones.

La que cobró mayor intensidad durante la tarde fue la que sostenía que dentro del barril, como si se tratara de un capítulo de la serie Breaking Bad, podrían haber sido disueltos restos de una persona o un animal. Esto se debe a que la cal viva tiene la propiedad de quemar y destruir los músculos, los nervios, los tendones y otras partes blandas del cuerpo humano, pero no de los huesos.

Un estrecho colaborador del juez Armella dijo a LA NACION que hasta que estén los primeros resultados del laboratorio no se puede decir si, en verdad, había restos humanos dentro de ese contenedor.

“Hay que ser muy cauteloso con lo que se dice. Por ahora, todo lo que tenemos es que se encontró un barril con cal. Estaba enterrado a 85 centímetros de profundidad y sobre él habían colocado un alambre para evitar que los perros rastreadores se detengan en ese lugar”, dijo la fuente.

Los operativos de búsqueda continuarán hasta pasado mañana y los investigadores judiciales confían en que podrían encontrar más contenedores. Por ahora, dijo una fuente policial con acceso al expediente, habrá que esperar el resultado de los análisis que se le harán al barril desenterrado, que podría tardar seis días.

El dato de la posible existencia de barriles en la quinta de Medina fue aportado por un testigo arrepentido, que informó que el sindicalista de la Uocra escondía el dinero que recaudaba de forma ilícita en tanques de cerveza enterrados en la quinta.

Por otra parte, el juez Armella deberá resolver la situación procesal de Medina y su clan familiar, ya que en las próximas horas vence el plazo de diez días que el magistrado tiene para definir la situación procesal de los detenidos. Las fuentes judiciales deslizaron que habría elementos suficientes para que el sindicalista fuera procesado, al igual que algún miembro de su familia.

Anteayer, en tanto, “Pata” Medina fue condenado a un año de prisión en suspenso, en un juicio que se realizó en el Tribunal Oral en lo Criminal N° 2 de Dolores, por haber golpeado a una mujer policía. Su hijo Agustín Facundo recibió una pena de tres años y dos meses de prisión por quebrarle la pierna a un policía en el mismo hecho ocurrido en enero de 2014 en la ruta 11.

fuente LA NACION

Comments

comments