El intendente insistió en que “no hay argumento sólido” para negar el permiso a Lan para volar desde Rosario. Mientras espera una audiencia con la presidenta, el socialista reclamó que diputados y senadores nacionales por Santa Fe se sumen a su pedido “sin importar los partidos políticos”. Apuntó, en particular, al diputado electo por el FPV Omar Perotti

Mientras espera una audiencia con la presidenta para que revea la decisión de impedir que la empresa Lan vuele desde Rosario, el intendente Miguel Lifschitz reclamó a los legisladores santafesinos que defiendan el aeropuerto local. La estación áerea se convirtió en lo que se llama un “aeropuerto sucio”, perjudicado por una decisión política emanada desde Buenos Aires que no contempla los intereses locales.

“No se trata de este vuelo en particular, hay que definir una política aerocomercial para la Argentina que contenga a Rosario, uno de los puntos más importantes del interior”, sostuvo en diálogo con Radio 2. “No hay argumento sólido ni argumentación razonable para impedir el vuelo de Lan, que desde el punto de vista comercial ha sido exitoso”, ni tampoco para impedir que otras compañías interesadas en la plaza rosarina trabajen en el aeropuerto.

“Es una decisión política que excede la opinión de un funcionario de la Anac” (Administración Nacional de Aviación Civil), planteó. “Tiene que ver con el futuro de la ciudad y la perspectiva de desarrollo de los próximos años”, sostuvo. “Por eso pedimos una audiencia con la presidenta, si no fuera posible con el ministro. Pero con la máxima autoridad, con alguien con quien se pueda establecer un diálogo político, de política aerocomercial, de política de transporte”, confió.

“Me parece que todos los legisladores nacionales de Santa Fe debieran jugar un papel importante. No he escuchado a ninguno, salvo al diputado Rossi que hace una defensa irrestricta de la posición de Aerolíneas y del gobierno”, puntualizó. “Tenemos tres senadores y casi veinte diputados. Todos debieran tener una posición muy firme en este tema de defensa de la provincia y de Rosario. No interesan los partidos políticos, sino defender las posibilidades y perspectivas de desarrollo de la ciudad y la provincia”.

En concreto, Lifschitz apuntó contra el diputado nacional electo por el FPV Omar Perotti. “Sería importante (que se involucre) porque tiene llegada a la presidenta de la Nación”, subrayó. En su campaña prometía una provincia de primera. ¿Cómo vamos a ser de primera si no tenemos un aeropuerto como la gente que nos conecte con el resto del mundo?”, se preguntó.

El intendente rosarino confió que “si la presidenta se involucra en el tema tomará una decision a favor de la ciudad”. Y auguró que “la semana próxima podría haber una decisión positiva” para Rosario.

Recordó que “en la déecada del 90, cuando Menem privatiza los aeropuertos, la única provincia que adopta una decisión de dignidad, enfrenta la propuesta del gobierno nacional y decide mantener en la órbita pública sus aeropuertos fue Santa Fe”. Destacó que se trató de “una decisión compartida por Obeid y Binner”, en ese entonces gobernador santafesino e intendente rosarino respectivamente. Y concluyó: “Ahora, por haber defendido el interés público rosario y su aeropuerto, somos castigados por el gobierno nacional”.

FUENTE: ROSARIO 3

Comments

comments