La empresa Cauldron Energy Ltda., ex Jackson Global en Argentina, cuyo propósito desde hace 4 años era la exploración de la mina denominada Río Colorado, cerró su oficina y dejó cesantes a cerca de 30 personas que mantenían relación de dependencia.
La decisión se tomó porque el Gobierno de La Rioja los convocó para asociarse con el Estado en otros proyectos para la exploración de uranio. La paralización del emprendimiento Río Colorado, en Tinogasta, se produjo por la fuerte oposición que hace tres años realizaron los grupos ambientalistas.
Fernando Coltton, representante de la empresa para Sudamérica fue crítico por la falta de respuesta del Gobierno actual cuando se pretendió realizar una sociedad como la que ahora se emprenderá en La Rioja.
“Se le hizo una presentación del proyecto que en ese entonces costaba alrededor de 7 billones de dólares y le ofrecimos al Gobierno de Catamarca asociarnos con ellos para que le deje un beneficio mayor a la Provincia, un 10 por ciento sin que ellos pusieran nada, hablamos con muchos funcionarios secretarios de Minería, de Gobierno, pero nunca respondieron nada”, indicó Fernando Coltton.
“Tuvimos voluntad para trabajar en Tinogasta, abrimos una oficina, empleamos gente alrededor de 30 personas entre Tinogasta y Catamarca, pero nos vimos en la obligación de cerrarla porque Tinogasta nos ha llevado a incurrir en casi 4 millones de dólares de pérdidas, donde entran todos los sueldos, alquileres, los viajes de los ejecutivos que vienen y los que van” .
Y agregó: “En este momento la compañía dijo \’se terminó\’. El proyecto Río Colorado sigue ahí y ahora es Cauldron la dueña con un socio que es Horacio Solís”, agregó.
El proyecto para la exploración de la mina de Río Colorado queda en stand by y graficó la esencia de la decisión al señalar que “es como cuando tienes un auto muy lindo que lo quieres, lo levantas, lo pones en 4 tacos y lo dejas ahí”.
De todas maneras dijo que el proyecto está listo para comenzar a trabajar, con todos los estudios de impacto ambiental, y lo necesario para garantizar el comienzo de la etapa de exploración. Opinó que las posibilidades de concreción dependerán de una decisión del nuevo gobierno.
También consideró sobre la paralización del proyecto por la protesta de ambientalistas: “Se arrancó mal, la gente que prendió el fuego dijo ‘uranio, se muere todo el mundo\’… mentira, porque en todo el mundo está lleno de minas de uranio y nadie se ha muerto por eso.
Este proyecto es de plata, cobre con un subproducto energético que es el uranio. Lo que yo veo es que aquí se prendió fuego en la ciudad de Tinogasta y le hizo daño a toda la provincia. El fuego que se prendió en Tinogasta hace 4 años o quienes lo prendieron arruinaron a la provincia en cuanto a política minera”, opinó.
De todas formas, Coltton dijo que saben que la futura gobernadora quiere una provincia minera y que para entonces esperaran volver a ser convocados. “Si el Gobierno quiere minería nosotros vamos a estar acá, y la propuesta que le hicimos al gobierno anterior se la haremos al actual”, anticipó.
“Vi que de los que prendían fuego eran antimineros y se paraban en la intendencia, ahora veo que hay mucha gente que no tiene trabajo en Tinogasta, un montón de gente desempleada y que tiene necesidad de ganar un sueldo, de vivir bien; y creo que tendrían que hacer lo mismo que hicieron los antimineros y pararse en la intendencia y decirle ‘queremos trabajar\’”, reflexionó en una extensa entrevista con este medio.
El empresario adelantó que dedicarán tiempo y esfuerzos en La Rioja. “Hemos tenido muchas reuniones con Beder Herrera el gobernador, y el secretario de Minería Oscar Lhez. Nos ofrecieron que fuésemos a La Rioja, nos ofrecieron una mina de uranio para poder continuar trabajando, una mina que fue explotada y que está al lado de la ciudad de Patquía donde recién terminamos de hacer un trabajo de perforaciones”.
Coltton admitió que tuvieron alguna protesta de ambientalistas que pudieron controlar y “no volvieron más”.

Comments

comments