Amenazo con retirarles subsidios si no generan dolares

Apriete de película de Moreno a las productoras de cine y TV

Por Ariel Cohen

Y, finalmente, el apriete cambiario y de los subsidios llegó al cine y a la TV. Fue por cuenta del secretario de Comercio, Guillermo Moreno, en una reunión tempranera en su cartera. Los productores y directores de cine y de canales de TV fueron convocados el martes en el marco de la evaluación del programa Ficciones para Todos. Y la informalidad artística tuvo que dejar lugar al estilo de orden y mando del funcionario. “¡Acaba de entrar un secretario de Estado. Cuando entra un secretario de Estado, se paran todos, carajo!”, les gritó y despabiló a la docena y media de asistentes, desobedientes a las instrucciones previas del protocolo de Moreno.

Lejos de mejorar, el tono para los productores fue empeorando con el pasar de los minutos. Estaban, entre otros, propietarios y representantes: Gastón Portal, Enrique Estevanez; Juan Parodi, por TyC; Francis Strada, de Proyecto Aluvión; Alejandro Parra, por ONTV, de Claudio Villarruel y Bernarda Llorente; directivos de Telefe; los productores de cine Carlos Mentasti y Pablo Bossi; Alberto Fisherman, director de El pacto; directivos de América TV, Canal 9, del Siete, de Oruga producciones, Promofilm e Illusion Studios. Del otro lado de la mesa ovalada, Moreno y Liliana Mazure, la titular del Incaa, el Instituto Nacional del Cine y Actividades Audiovisuales.

Moreno tomó cartas en el asunto por dos razones: la cantidad de subsidios que recibe el sector y la necesidad de captar divisas con la actividad. En los dos sentidos, los productores salieron intimidados. Los relatos del encuentro, por tanto, decantaron a cuentagotas.

Según reconstruyó PERFIL, Moreno los instó a un uso de recursos acotado: “O utilizan bien la plata o los mando en cana”, se le escuchó. Un productor que osó preguntarle por la política cambiaria, dados los costos en dólares que debe afrontar, recibió un pronóstico contundente: “¡No vuelva a hablar de ese tema!”. “El dólar no va a estar a más de $ 5, pero usted gaste en pesos”, le ordenó. Además, les comentó otra de sus andanzas: “Ya hablé con los distribuidores para que dejen de comprar películas del exterior; el cine debe ser nacional. Pero si ustedes no son capaces de venderles a los distribuidores, vamos a sacarles los subsidios”, amenazó.

Una investigación de Diego Grillo Trubba publicada en este diario en septiembre, reveló que de enero de 2008 a junio de este año, los subsidios al cine insumieron $ 279 millones entre 442 filmes. A estos estímulos, el Gobierno también ha sumado los planes de fomento a los contenidos audiovisuales a partir del despliegue de la TV digital. Para ello, concretó un Plan Operativo de Producción y Fomento de Contenidos Audiovisuales Digitales.

A medida que pasaban los minutos, la presencia de las restricciones económicas se hacían más evidentes para los productores. Por ejemplo, Moreno les exigió que amplíen los esfuerzos para la exportación o la coproducción con el exterior, de modo de ingresar más dólares a la economía. Puso sobre la mesa la magnitud de subsidios de ambos programas y de las realizaciones que se hicieron por esas vías. Moreno olvidó que los derechos para la exportación de productos subsidiados les pertenecen al Incaa y a la Afsca, que debería vender esas latas. La presión oficial les llegó incluso para que las productoras no sólo logren acuerdos salariales con los sindicatos, sino también para que respeten los derechos de autor.

FUENTE: PERFIL

Comments

comments