24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Cómo operó la tropa de Máximo K y Rudy Ulloa en la crisis de Santa Cruz

El rol de los legisladores Bezzi y Gómez Bull en la fractura del FPV local y la promoción de la Emergencia Económica provincial. Quiénes son y su «traición».

foto perfil.com

Mauricio Gómez Bull y Matías Bezi. | Foto: OPI.

Un día después del estallido en las calles de Río Gallegos, el portal Opi Santa Cruz señala a Matías Bezi y Mauricio Gómez Bull, de La Cámpora, como responsables de la fractura del Frente para la Victoria local.

Ambos responden a Rudy Ulloa y son promotores junto al gobernador de la Emergencia económica y la Reforma Previsional. Según informa el portal, ellos manejaron las estrategias para «sacar del medio» al actual gobernador, Daniel Peralta y a su Gabinete, con el fin de «hacerse del poder» en la provincia.

Tal como trascendió, ellos habrían orquestado la renuncia del secretario de Gobierno, dos ministros y ocho diputados provinciales que sostenían la gobernabilidad en la provincia. En ese sentido, la oposición acusó a La Cámpora de provocar un «vacío de poder» en el gobierno de Peralta.

Matías Bezi es un diputado provincial amigo de Máximo Kirchner que estrenó banca hace pocos días. Mauricio Gómez Bull obtuvo en las últimas elecciones una banca como diputado provincial. Es uno de los precursores de la Cámpora y fue concejal de Río Gallegos.

La Cámpora, según el portal, fue la impulsora principal del paquete de medidas enviado a la Legislatura por el Gobernador Peralta. Bezzi y Gómez habrían sido los primeros en ingresar a la Legislatura ayer para despachar su aprobación, tratando de convencer a los demás diputados de que la Emergencia Económica y la Reforma Previsional eran necesarias “para la continuidad del modelo”.

Supuestamente, cuando la situación social se desmadró y comenzaron a aparecer los heridos, Bezzi y Gómez Bull (por orden de Ulloa) cambiaron su posición política y salieron a decir que en ningún momento estuvieron de acuerdo con su implementación de las medidas y que “no lo firmarían, porque atentaban contra los derechos adquiridos de los trabajadores”. Desde entonces, además de “traidores” sus pares los denominan “mentirosos”.

Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner viajó a El Calafate donde pasará año nuevo con su familia y se enfrentará a una provincia convulsionada por los enfrentamientos.

Comments

comments