23 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

TRAS LA MUERTE DE SORIA: «Freydoz sabe lo irreparable de lo que cometió», reconoció su psiquiatra

«Fue una situación no premeditada, sino desatada por circunstancias que derivaron en tragedia», admitió el médico que acompaña a la viuda de Soria.

«Susana Freydoz de a ratos toma conciencia de lo ocurrió y por momentos entra en inconsciencia. Sabe de lo irreparable de lo que ha cometido. Tiene sentimientos de finitud, por eso hay que cuidarla, y momentos en los cuales se le hacen presentes la imagen de la muerte de su marido».

Así describió el estado de la viuda de Carlos Soria, el médico psiquiatra Luis Di Giacomo, amigo de la familia que está acompañando a la mujer imputada por la muerte del gobernador rionegrino. Señaló que una de las posibilidades es que Freydoz haya combinado alcohol con pastillas en la noche del Año Nuevo y dijo que «ni ella misma se explica lo que ocurrió».

«Hay que distinguir entre quién es delincuente y la infinidad de situaciones que pueden producirse por razones pasionales o emocionales que pueden desembocar en una situación que no tiene remedio», declaró el médico, aunque agregó que «lo que ocurrió en la habitación lo que va a dilucidar la Justicia».

Di Giacomo admitió esta tarde: «Estamos en presencia de una situación no premeditada, sino desatada por una serie de circunstancias que derivaron en esta tragedia». De esta manera, reforzó la hipótesis de que Freydoz fue quien mató a Soria, aparentemente en estado de emoción violenta y no por accidente.

En tanto, buscó bajar el tono a la versión de que la pareja vivía una fuerte crisis matrimonial. «Cada matrimonio es un mundo, pero según lo que podíamos conocer vivían en una circunstancia de armonía», aseguró el médico en diálogo con el canal C5N.

No obstante, versiones extraoficiales indican que en la noche de la muerte hubo fuerte discusión: se manejan las hipótesis de que Freydoz sospechaba de una infidelidad de Soria y de que la disputa conyugal fue provocada por la llegada de un hijo del matrimonio con su pareja, homosexual, lo que hizo estallar al padre.

De hecho, según pudo saber LA NACION de personas cercanas al matrimonio, la trágica madrugada del domingo último no habría sido la primera vez que en las que hubo peleas de pareja con armas de fuego de por medio.

«De una fiesta que transcurrió en la mayor de las normalidades, obviamente se consumió alcohol, como en todas las fiestas. Si ella tomaba pastillas puede ser un coctail explosivo, esa sería una de las posibilidades que serán evaluadas», dijo el psiquiatra, quien asumió la función de acompañar a la familia «para que no haya ninguna situación inesperada».

«Estoy asistiendo a una mujer que cuando toma algo de conciencia ni ella misma se lo explica, queda en una situación de perplejidad», señaló Di Giacomo

Respecto a la posibilidad de que Freydoz declare en la Justicia, justificó: «Para hacer una declaración la persona tiene que estar en un estado de conciencia que le permita defenderse y hoy Freydoz no está en condiciones de pensar coherentemente todo lo sucedido».

«La familia está a disposición de la Justicia, no tiene intención de irse», dijo para descartar cualquier posibilidad de fuga.

 

 EN TANTO QUE PARA LA JUSTICIA LA ESPOSA DE SORIA FUE QUIEN LO ASESINÓ

Susana Freydoz quedó imputada por el crimen; habría actuado en estado de emoción violenta

 

 

GENERAL ROCA.- El gobernador de Río Negro, Carlos Soria, fue asesinado por su esposa, Susana Freydoz, aparentemente en estado de emoción violenta, en un hecho criminal y no por accidente. Así lo manifestó ayer a LA NACION el presidente del Superior Tribunal de Justicia de esa provincia, Víctor Sodero Nievas.

La afirmación de la más alta autoridad judicial de la provincia buscó calmar la conmoción social que provocó el crimen, cuando Soria recibió un tiro en la cabeza a las 4.05 de anteayer, después de celebrar la llegada del Año Nuevo con su familia en su chacra, en las afueras de esta ciudad. Ayer se veían las banderas a media asta, apenas movidas por una brisa que hacía respirables los 35 grados que castigan al alto valle rionegrino.

Sodero Nievas explicó que hacía estas declaraciones para mantener informada a la población, por encima del secreto sumarial, dado el estado de excepción que significaba el crimen del gobernador. Anticipó que la idea es cerrar el caso hoy, día en el que jurará el vicegobernador Alberto Weretilneck como gobernador hasta 2015.

Los indicios contra Freydoz son abrumadores, dijo; a las pruebas de criminalística que se conocerán hoy se suman testigos que señalaron que la señora expresó ante un grupo de policías y familiares, poco después del hecho: «No lo quise matar».

Además, dos pruebas clave comprometen a la viuda: el test de parafina habría encontrado restos de pólvora en sus manos y además se pudo determinar que el disparo se realizó desde más allá de 50 centímetros de distancia, pues en la autopsia no se encontraron rastros de pólvora en los bordes de la herida. No hubo tatuaje, explican los forenses. Es decir que la idea de que hubo una pelea o un forcejeo donde el matrimonio disputó el arma, empieza a quedar en dudas porque es factible que el disparo se haya realizado desde una distancia mayor.

Para Sodero Nievas, que maneja la información del sumario policial, «se trató de un homicidio debido a un conflicto conyugal». Aunque aún están en duda las causas de la pelea: el juez de la Corte dijo a LA NACION que evalúan dos hipótesis como posible foco del conflicto.

Una de esas ideas que se manejan es una supuesta infidelidad de Soria, un hombre de carácter fuerte, que no esquivaba las disputas. Supuestamente Soria le habría planteado que se instalaría en Viedma, en la residencia oficial del gobernador, pero sin ella, lo que hizo estallar a su mujer, cansada de sufrir destratos y ante la sospecha de que el mandatario provincial tuviera una relación paralela. Había una situación de hartazgo ante los maltratos, dijo el juez.

 

  

El gobernador de Río Negro, Carlos Soria, junto con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el senador nacional Miguel Pichetto.  Foto: DyN
Foto 1 de 6

 

La otra hipótesis, según reconoció Sodero Nievas a LA NACION, se vincula con que la disputa conyugal fue provocada por la llegada a esta ciudad de un hijo del matrimonio, que trabaja en la SIDE, con su pareja, homosexual, lo que hizo estallar al padre. La madre salió en defensa del hijo y así estalló la disputa.

Soria tenía una personalidad muy fuerte, era muy apasionado en las discusiones y, según comentan los allegados al gobernador, al parecer no era la primera vez que el matrimonio discutía con un arma de por medio (de lo que se informa por separado).

Ayer el fiscal Miguel Angel Fernández Jahde prefirió la prudencia y no suscribió la información de Sodero Nieva, pues dijo que aún no había visto el sumario que está en manos del Tribunal Superior provincial. Lo propio hizo el juez Juan Pablo Chirinos, que ayer confirmó que Susana Freydoz está imputada en la causa y recorrió la chacra, situada en la ruta provincial 6, a 10 kilómetros al sur del cruce con la ruta 22, en Paso Córdoba.

CHOQUE DE DECLARACIONES

Por otra parte, las revelaciones de Sodero Nieva chocan con las afirmaciones del gobierno provincial que en un comunicado oficial habló de un accidente doméstico. «Acá nadie sufrió una caída de una escalera o se golpeó con una plancha, acá hay un homicidio, y después se verá cual es la causal de justificación, los atenuantes, o la calificación», explicó el presidente del Superior Tribunal.

El vicegobernador Alberto Weretilneck asumirá hoy en Viedma rodeado del peronismo rionegrino y de todo el gabinete que dejó Soria. En el acto también estarán dos enviados de la Casa Rosada: el ministro del Interior, Florencio Randazzo, y el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina (ver aparte)

El medico forense Ismael Hamdan revisó a la esposa de Soria y dijo que estaba en estado de shock, imposibilitada de declarar. Está en la vecina ciudad de Allen, en la casa de una hermana, con sedantes y asistencia psiquiátrica y, cuando pueda contestar, será indagada por el juez. Presentó mediante su abogado un certificado medico donde dice que no puede declarar hasta dentro de dos días. Tras su declaración probablemente quede detenida hasta que se resuelva su situación. Si se prueba que hubo causales de justificación, el juez podría disponer su libertad, aunque la imputación seguiría siendo homicidio calificado por el vínculo, que el Código Penal castiga con prisión perpetua.

La familia no realizó declaraciones por la situación, sólo Martín Soria el mayor de los cuatro hermanos e intendente de General Roca, dijo al retirarse de la misa por su padre llevada a cabo en la Catedral que «la fatalidad [del hecho] lo convirtió en una tragedia familiar e institucional». El juez Chirinos confirmó que la mujer estaba en la chacra junto con una hija de Soria, Emilia, y su novio, Mariano, que hoy declararan, al igual que una enfermera y dos custodios.

El revólver calibre 38 que estaba en la mesa de luz de Soria fue peritado y se extrajo del cerebro del gobernador la bala que coincide con el arma. Aunque en la vivienda había otras armas de fuego, como una Itaka y una pistola calibre 9 milímetros, que no fueron disparadas. Hoy se conocerá el informe de la autopsia practicada al cuerpo de Soria, que fue sepultado el mismo día de su muerte, 15 horas más tarde. Los datos de la escena del crimen, el dormitorio familiar donde el cuerpo semidesnudo de Soria apareció con un balazo en la cabeza, serán clave para definir la situación de su esposa.

LA ZONA DE LA CHACRA

 FUENTE: LA NACIÓN

Comments

comments