26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

PERUANIZACIÓN DEL CONFLICTO CON FAMATINA POR LA MINERÍA

 El poder político que responde al Gobernador riojano Beder Herrera, se ha vuelto compulsivo en su intención «sí o sí se debe instalar la minería en Famatina». Para hacer efectivo este plan el Gobernador ha efectuado una serie de maniobras en las que la fuerza pública, justicia y matones, le responden favorablemente. Tal ocurre con un vecino de apellido Celarayán, quien denuncia en las justicia y llegan citaciones para amedrentar los vecinos.

Rubén Celarayan, un agricultor que anteriormente tenía una postura antiminera y actualmente trabaja para la minera Osisko. El mismo, llegó a la zona de conflicto al frente de una formación de 25 jóvenes “vestidos”  de mineros y con insignias de “Acción Minera”. Los jóvenes, algunos menores de edad, portaban machetes, bastones y horquillas como  “herramientas” de trabajo minero. Reclamaron que se les abra el paso para subir a La Mejicana y comenzar a trabajar en la exploración de El Famatina.

 Los famatinenses saben que el plazo para que ingrese la minería en ese territorio es exiguo y ante ello tiene cortada la zona, ya que los días están contados:

La Voz del interior relata: El martes, un grupo de mineros intentó ingresar con apoyo policial. Pobladores aseguraron que resistirán el desalojo.

FAMATINA. Rechazan la minería (La Voz/A. Carreras).

FAMATINA. Rechazan la minería (La Voz/A. Carreras).

Enviada especial a Famatina, La Rioja. Un grupo de vecinos del departamento riojano Famatina retomaron el pasado 2 de diciembre el corte en Alto Carrizal, lugar que conecta a la ciudad de Famatina (cabecera del departamento) con la sierra que lleva el mismo nombre.

El corte es para rechazar la explotación megaminera a cielo abierto del cerro. El martes pasado un grupo de 30 jóvenes mineros intentaron ingresar con apoyo policial pero los vecinos resistieron.

Los asambleístas saben que es una carrera contra el reloj. El 16 de enero es la fecha límite que contaría la empresa Osisko Mining Corporation para comenzar con la primera fase de exploración en el cerro Famatina. Si no logran ingresar al lugar, la empresa perdería 10 millones de dólares invertidos en el proyecto de explotación de 64 minerales, entre ellos oro. El Gobierno provincial, comandado por el gobernador Luis Beder Herrera, perdería 500 mil dólares que la empresa daría como anticipo por el contrato.

No obstante, los famatineños conocen muy bien las consecuencias que podría acarrear dejar subir a la montaña a los mineros: contaminación del medio ambiente y falta de agua. La Alumbrera (Catamarca) por ejemplo, utiliza 100 mil millones de litros de agua por día.

Con el paso de los días la resistencia se torna más difícil. Se turnan para hacer guardia en la posta de Alto Carrizal y el pasado martes se encontraron incluso familias enfrentadas: de un lado policías con la orden de convencer a los ambientalistas que dejen pasar a unos 30 jóvenes que portaban palos y machetes y del otro ambientalistas y vecinos que le dicen “no a la megaminería”, por fortuna el momento de tensión pasó y los mineros e retiraron del lugar.

Echaron a la Barrick. La lucha contra la megaminería a cielo abierto comenzó hace siete años atrás cuando los vecinos comenzaron a averiguar sobre la actividad minera a cielo abierto. El 14 de marzo de 2007 organizados en asamblea pudieron correr a la empresa internacional Barrick Gold que se encontraba en la etapa de exploración del Proyecto Famatina durante el gobierno de Ángel Maza. Ese hecho los vecinos lo recuerdan como “una pueblada heroica” de la que se sienten orgullosos y continúan hasta hoy con el mismo objetivo.

“Fue una pueblada heroica porque corrimos a la megaminera más grande del mundo. Tuvieron que bajar e irse del cerro porque no tienen licencia social, algo que necesita la empresa para poder transitar y convivir con la gente de la comunidad”, explicó la activista Carolina Suffich.

Ahora, la lucha es contra el acuerdo hecho por Osisko Mining Corporation y Emse y el gobernador Beder Herrera, quien durante su campaña, según los vecinos, se habría pronunciado contra la megaminería.

Apoyo. El intendente de Famatina, Ismael Bardogaray, fue reelegido en las pasadas elecciones por el partido departamental Frente Social para el Desarrollo. Su boleta iba pegada a la del actual gobernador Beder Herrera y a nivel nacional apoyó a Cristina Kirchner. Sin embargo, hoy el intendente se encuentra en la vereda de enfrente del Gobernador, apoyando a los ciudadanos que le dicen no a la minería.

“El pueblo de Famatina no quiere la actividad minera como una actividad para nuestra región. La gente apuesta al turismo o a la producción de nueces, duraznos, uvas, peras”, señaló Bardogaray.

Comments

comments