26 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Habla el asesor de Cirigliano señalado como «arreglador» de la causa de Once

EXCLUSIVO DE PERFIL.COM

Un abogado de las víctimas dijo que Carlos Lluch fue el que ofreció millones para evitar los juicios. Su rol en TBA y la causa con Jaime.Entrevista con Perfil.com.

foto perfil.com

Claudio Cirigliano, uno de los dueños de la concesionaria TBA y el ex secretario de Transporte, Ricardo Jaime. | Foto: Cedoc

El abogado Gregorio Dalbón, representante del núcleo de familiares de víctimas de las tragedias de Once y Flores, reveló a Perfil.com que «un socio de los Cirigliano» -dueños de TBA- le ofreció a través de emisarios un «arreglo» prejudicial de $100 millones para evitar un juicio por sendos siniestros ferroviarios, cuya indemnización podría ser más de diez veces superior a esa cifra.

El «socio» de los hermanos que controlan gran parte del transporte público de la Argentina es Carlos Alberto Lluch, empresario y abogado de 42 años que integra el directorio de varias firmas del Grupo Cirigliano y estuvo procesadoen la causa por los vuelos VIP a Brasil del ex secretario de TransporteRicardo Jaime.

El letrado Dalbón dijo que Lluch fue el hombre que encargó TBA para acercarle«varias ofertas económicas» a su estudio para así «arreglar» las demandas por los terribles accidentes de trenes en Once y en Flores sin tener que llegar a juicios. Ese monto iba a incluir el resarcimiento para las víctimas y lo honorarios para él y su socia, Virginia Cassola, precisó el abogado a este portal.

Sin embargo, Carlos Alberto Lluch respondió a Perfil.com: «Yo a Dalbón no lo conozco. Es mentira que yo le haya hecho un ofrecimiento por la tragedia de Once, ni de Flores, ni de ningun accidente de tránsito. No me dedico a eso. Yo soy asesor de TBA, no ordeno nada. Yo no fui ni soy socio de los Cirigliano, yo formé un estudio jurídico y soy asesor de varias empresas del Grupo Cirigliano. Si alguien está invocando mi nombre, que se haga responsable».

Los negocios. Efectivamente, en la AFIP figura «servicios jurídicos» como su actividad principal y como secundaria «servicios de asesoramiento, dirección y gestión Empresarial». Como domicilios declarados en los últimos años aparecen propiedades en Pehuajó y Troncos del Talar, así como seis oficinas comerciales en la Capital Federal.

Lluch es y fue miembro del directorio de varias firmas del Grupo Cirigliano: Transmedios, Park Parking, Ticketrans, Biotransporte, Plus ultra, Pasajes Express, Viajes y Turismo y Empresa de Transporte 104, entre otras, según informes comerciales a los que accedió Perfil.com.

«En esas empresas yo pertenezco a los directorios como participé del estudio jurídico que los asesora. Si figuro o figuré como accionista de una empresa que fue a parar a manos de los Cirigliano, fue como asesor, no como socio», señaló el abogado a este portal.

Algunas merecen párrafo aparte. En Alternativas Integrales, Lluch comparte el directorio con Antonio Cirgliano, hermano de los dueños de TBA, y en BCAustral con el mismo Claudio Cirigliano. Y también en SCC Holding conNicolás Eloy Cirigliano, de apenas 23 años de edad, hijo de uno de los propietarios de la concesionaria de los trenes Sarmiento y Mitre.

Carlos Alberto Lluch fue además director titular y Presidente de Safe Flight, el proyecto de aerolínea privada de los Cirigliano que nunca voló ni tuvo aviones. Eso sí, le pagó durante años el sueldo a 200 empleados.

Asuntos judiciales. No obstante, la empresa que dirigió y que más dolores le trajo fue Ayres del Sur, dedicada al «turismo; promoción, organización y operación de turismo». Esa sociedad era la propietaria de uno de los jets pagados por empresarios con el que Ricardo Jaime volaba a Brasil y por los que se los procesó a ambos por «dádivas».

Sobre esa causa, Llach aclaró a este portal que luego fue sobreseido y que esa resolución se mantuvo firme. «Yo fui procesado por el cargo institucional, no comercial, ocupado en una empresa vinculada a ese hecho, pero el fiscal consideró que no había motivos para seguir investigándome y no apelo el sobreseimiento», relató a este portal.

En un fallo de esa causa, los magistrados entendieron que Ayres del Sur tenía «el único fin de que Cirigliano contase con un avión privado«. Ahora, el vuelo que comprometió en su momento, el 29/12/07 Aeroparque-Carrasco-Río de Janeiro volaba Ricardo Jaime y otros funcionarios de la secretaría de Transporte. Ningún Cirigliano iba a bordo.

Asimismo, en otra causa judicial por la quiebra de dos empresas de seguros (LUA y Omega), Carlos Lluch fue procesado por «administración fraudulenta» a finales de los ’90 -y sigue en ese estado procesal- junto a Mario Cirigliano.

Comments

comments