27 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El giro de la Presidenta no conformó a los aeronáuticos

Tras los elogios, los gremios piden inversiones y cambios en los controles

Por Nicolas Balinotti  | LA NACION

De acusarlos de boicot a destacar su eficiencia. En tres meses, Cristina Kirchner modificó su postura sobre los gremios aeronáuticos. Sin embargo, los recientes elogios presidenciales no fueron suficientes para trazar un acuerdo de pacificación.

«Cumplir la tarea eficientemente es la verdadera forma de demostrar que nos importan los demás, haciendo bien lo que cada uno tiene que hacer», había dicho Cristina Kirchner el 15 de febrero pasado, cuando reinauguró una oficina de Aerolíneas Argentinas en El Calafate.

Entre los sindicatos tomaron con mesura las ponderaciones de la Jefa del Estado, pero lejos se está de una relación en armonía. Entre los gremialistas todavía quedaron abiertas las heridas tras las acusaciones de boicot que les había enrostrado la Presidenta en noviembre del año pasado.

La Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), que en su momento había sido el sindicato más criticado por el kirchnerismo, prevé dar a conocer próximamente un informe sobre la saturación de los vuelos y las fallas existentes en el control civil aéreo desde que está bajo la órbita de personal del Ejército. Ayer hubo un plenario de delegados, en el que se expusieron algunas irregularidades y se debatió sobre los pasos por seguir. Según Ricardo Cirielli, líder de APTA, se determinó «denunciar el relato aeronáutico de Cristina Kirchner y la venta de humo del Gobierno en la industria aeronáutica».

Las críticas de Cirielli no son nuevas. La semana pasada, había dicho: «Falta inversión en hangares y en mantenimiento. Muestran siempre el mismo spot publicitario de Aerolíneas Argentinas porque no tienen qué mostrar».

«No hay hechos concretos para mostrar. Reinauguraron una oficina en El Calafate, ¿qué es reinaugurar? Un día van a reinaugurar el Obelisco», ironizó un piloto. Desde la Unión del Personal Superior y Profesional (UPSA) volvieron a destinar sus críticas al presidente de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. «Con el tiempo va a quedar demostrado que es un problema de gestión. La política de los gremios es clara y no nos podrán echar la culpa», dijo a LA NACION uno de los jerárquicos de UPSA.

En los gremios consideran que el déficit económico de la aerolínea estatal (pierde 210 millones de dólares anuales, según precisó Recalde) continuará a pesar de los récords que anunció la Presidenta. «Es cierto que hay más pasajeros y mayor cantidad de vuelos, ¿pero a qué costo? No sirve de nada y es más costoso si los vuelos salen semivacíos. Encima, hay provincias a las que no hay vuelos diarios. ¿Cuál es el país federal?», protestó un dirigente de APTA.

Jorge Pérez Tamayo, referente de los pilotos, fue uno de los dirigentes que denunció irregularidades en la gestión de Recalde a través de una carta personal dirigida a la Presidenta. «No soy quién para decir que Aerolíneas Argentinas mejoró, son ellos [Recalde y sus asesores] los que deben dar los números de la gestión. Si hubo un progreso, los gremios ayudamos para salir adelante», señaló Pérez Tamayo. Y agregó: «Criticamos cuando dicen que compran aviones, cuando en realidad muchos son alquilados. Los Embraer, por ejemplo, son de Austral».

GREMIO KIRCHNERISTA

Se diferenció de sus colegas el dirigente Edgardo Llano, líder de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), uno de los dos gremios aeronáuticos que no está enrolado en la CGT.

«De noviembre a hoy cambió que los vuelos salen más puntuales y que hay más pasajeros. Tal vez sea porque no hay un conflicto con los gremios», argumentó Llano, que el año pasado había acusado de «boicoteadores» a Cirielli y a Pérez Tamayo.

El conflicto entre los aeronáuticos y el Gobierno trazó diferencias internas entre los sindicatos. Por un lado, están los combativos, con los técnicos y los pilotos como cabecillas. Ellos, por ejemplo, recurrieron al poder de Hugo Moyano para fortalecer sus reclamos. Y entre los gremios afines al kirchnerismo están APA, que afilió a muchos jóvenes de La Cámpora, y el gremio de los pilotos de Austral, que obtuvo del Estado hace menos de un año la personería gremial

Comments

comments