24 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

El caso Boudou: una trama que ya alcanza a diez funcionarios

Son de Economía, la AFIP, la Casa de Moneda, el Banco Central, la Secretaría de Comercio, Defensa de la Competencia, la UIF, ANSeS y la Jefatura de Gabinete. Participaron en la puesta en marcha y el sostenimiento de la imprenta

Al menos diez funcionarios de las más altas jerarquías del Gobierno participaron en el proceso que empezó con el cambio de dueños de la imprenta conocida como Ciccone Calcográfica y que siguió después con los primeros beneficios económicos que estos últimos obtuvieron gracias a sus contactos con el Poder Ejecutivo.

La Justicia Federal investiga si el vicepresidente Amado Boudou cometió tráfico de influencias en esta trama político-económica.

Entre otras pruebas, en el expediente del caso consta que Boudou, siendo ministro de Economía, firmó una nota que permitió que la AFIP le conceda a Ciccone una moratoria de 148 cuotas con 0,5 % de interés para pagar de ese modo la deuda de más de 59 millones de pesos que tenía con el organismo recaudador. Fue una ayuda fiscal extraordinaria.

Pero más allá de ese punto crucial, y de las vinculaciones de amistad que unen a Boudou con el director de Ciccone, Alejandro Vandenbroele, lo cierto es que las acciones gubernamentales alrededor de esa empresa empezaron antes de que sus nuevos dueños lleguen a la compañía.

La concatenación de acciones oficiales empezó a rodar cuando la Comisión de Defensa de la Competencia , encabezada por Ricardo Napolitani, emitió en 2010 una resolución que ayudó a que los nuevos dueños de Ciccone pudieran sacar de la planta impresora a la compañía Boldt , que había alquilado las máquinas con aval judicial. El escrito de Napolitani fue apoyado después por su superior, el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno . Napolitani es además un funcionario que responde al secretario Legal y Técnico, Carlos Zannini.

Gracias a los escritos de Moreno y Napolitani, entonces, la sociedad The Old Fund (dirigida por Vandebroele) se quedó con Ciccone .

Fue después de eso que la AFIP, de Ricardo Echegaray, con apoyo de Boudou, le otorgó la moratoria excepcional a Ciccone . Hoy, Ciccone le debe plata no solo a la AFIP, sino también a la ANSeS, de Diego Bossio.

Ahora se sabe además que la Unidad de Investigación Financiera (UIF), de José Sbatella, no detectó que The Old Fund es una sociedad sospechosa.

Entre otras muchas cosas, aún no se sabe quiénes son los verdaderos accionistas de la controlante de Ciccone, pero se conoció, solo gracias al trabajo periodístico, que el 50 % de sus acciones fueron adquiridas por otra sociedad llamado Dusbel, que tiene dos socios fundadores investigados por lavado de dinero en la Argentina y España .

Ciccone, entonces, está conducida por sociedades con pasado y presente oscuro, y que además no tienen experiencia en el mercado gráfico. Pero aun así obtuvo un importante negocio con el Gobierno. Vandenbroele demostró que tenía contactos con la Casa Rosada ni bien llegó a la empresa. En agosto de 2011 imprimió las boletas electorales que el Frente para la Victoria usó en las primarias. Fue un trabajo de 14 millones de pesos.

El socio de Boudou, José María Núñez Carmona, fue el nexo entre Ciccone y el Gobierno , contaron fuentes que participaron en esas operaciones. A eso se suma que Vandenbroele visitó varias veces a funcionarios de la Secretaría de Medios, que respondía Juan Manuel Abal Medina.

A esta cadena de acciones gubernamentales alrededor de Ciccone, de lo que se informa con más extensión en la infografía que ilustra este artículo, se agrega un eslabón central: la Casa de Moneda, de Katya Daura, alineada con Boudou, intentó este año que Ciccone imprima billetes de cien pesos . Impulsó ese negocio con un expediente interno en el Banco Central, manejado por Mercedes Marcó del Pont . Una vez estallado el escándalo, renunció el ex gerente general de esa entidad, Benigno Vélez, otro hombre de confianza de Boudou .

Así, en el Gobierno estallaron las intrigas entre funcionarios rivales. Boudou tiene muchos.

FUENTE: CLARÍN

Comments

comments