21 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

SINDICALISMO ASESINO!!

 

Los afiliados de la Uocra de Lomas de Zamora pidieron ayer la liberación de Walter Leguizamón, que quedó detenido en Florencio Varela. Foto: LA NACION / Santiago Hafford

 

Fue en Florencio Varela; un sindicalista quedó parapléjico y está grave; silencio de Gerardo Martínez

 

Puja de poder en el gremio de la construcción

Brutal interna en la Uocra: balearon a 11 gremialistas

Por Sebastian Lalaurette  | LA NACION

LA PLATA.- Un brutal hecho de violencia sindical ocurrió en la madrugada de anteayer en el conurbano: dos hombres vinculados con la sección Lomas de Zamora del sindicato de la construcción (Uocra) balearon a delegados de ese mismo gremio en Florencio Varela. Como resultado de este ataque, 11 personas fueron heridas y una de ellas quedó parapléjica. La policía detuvo a dos sospechosos.

El hecho cobró relevancia no sólo por la conmoción política del caso, sino porque involucra al gremio que lidera Gerardo Martínez, un hombre enrolado en el sector que pretende desplazar a Hugo Moyano de la CGT. La cúpula de la Uocra estuvo reunida ayer a la tarde, pero no quiso formular declaraciones sobre los hechos de violencia.

Cerca de las cinco de la madrugada del sábado, un Volkswagen Fox negro irrumpió en el cruce de las calles Alvarez Thomas y Maipú del barrio Santa Rosa, en Florencio Varela. De allí bajaron dos personas que dispararon a mansalva contra varios gremialistas que festejaban el Día del Obrero de la Construcción en la puerta de la casa de Daniel Figue­redo, un sindicalista de la Uocra que militó en la seccional de Lomas de Zamora, pero que ahora está enfrentado con los jefes de esa filial. Después de la balacera, los agresores se dieron a la fuga.

«Nos dejaron a un compañero en silla de ruedas», contó ayer Figueredo. Eran unas 20 personas que se habían reunido para comer un asado luego de jugar un partido de fútbol. Fue entonces que ocurrió el hecho. Pablo Rolón, de 23 años, es el joven que quedó parapléjico. Recibió cuatro tiros en la espalda, uno de los cuales lo alcanzó en la médula y otro, en un pulmón. Anoche permanecía internado en la clínica Construir Salud, perteneciente a la obra social de la Uocra, en el barrio porteño de Balvanera.

El resto de los heridos fueron atendidos en distintos centros sanitarios y ya habían sido dados de alta.

El jefe de la Policía bonaerense, comisario general Hugo Matzkin, dijo que el hecho fue «realmente grave», pero evaluó: «Todavía no está definido si fue un enfrentamiento». No obstante, según aseguró anoche a LA NACION un investigador del caso, el tiroteo está relacionado con el congreso general de la Uocra, que se realizará en Mar del Plata pasado mañana y donde se definirán, según una fuente gremial, «premios y castigos». Las distintas facciones del gremio «se están intimidando mutuamente», explicó la fuente policial. Juan Olmedo, titular de la regional Quilmes-Florencio Varela-Berazategui, está enfrentado con Gerardo Martínez. Los sindicalistas que fueron agredidos en la madrugada del sábado responden a Olmedo.

Walter Leguizamón, uno de los detenidos, es el número dos de los delgados de la Uocra de Lomas de Zamora y perteneció a la seccional Florencio Varela. De hecho, su cuñado es Figueredo, quien vivió el ataque en su domicilio.

Tanto el secretario general de la Uocra Lomas de Zamora, Héctor Cabrera, como Figueredo negaron ayer que los hechos violentos tuvieran alguna relación con el congreso que se avecina.

«Leguizamón me había amenazado en febrero, y ahora cumplió su amenaza», dijo Figueredo. En tanto, Cabrera (que apoya a Gerardo Martínez) sugirió que lo del sábado puede responder a una «interna» en la seccional de Florencio Varela.

Al parecer, las agresiones comenzaron un poco antes. Fuentes policiales confirmaron a LA NACION que en la mañana del jueves pasado hubo otro ataque, del que fue víctima el propio Leguizamón: desconocidos que se movilizaban en un automóvil balearon el frente de su casa del barrio Santa Rosa (el mismo donde vive Figueredo). Su automóvil, un Peugeot 207 negro, recibió varios impactos de bala.

Hace unas dos semanas, otro integrante de la Uocra local fue baleado mientras viajaba en automóvil con su hija, según Figueredo. Así está el clima desde entonces.

En la madrugada de anteayer en el auto de los atacantes se vio a cinco hombres, tres adelante y dos detrás, según Figueredo y sus compañeros. Estos dijeron haber reconocido a tres de ellos: estos serían Jesús Díaz, Jorge Núñez y Leguizamón, el número dos de la Uocra en Lomas de Zamora.

Los dos últimos están detenidos en la comisaría primera de Florencio Varela, a la espera de que la fiscal Clarisa Antonini los interrogue y decida su destino. En los allanamientos ordenados ayer por la funcionaria, y ejecutados por policías de la seccional local y de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Quilmes, se secuestraron cinco armas de fuego: dos pistolas calibre 45, una de nueve milímetros, un revólver calibre 22 y una carabina, además de una nutrida cantidad de municiones y dos gorras policiales.

Ayer, mientras Figueredo y unos quince compañeros de la Uocra local permanecían en la esquina donde ocurrió el ataque, más de un centenar de integrantes de la filial lomense, encabezados por Héctor Cabrera, se concentraron frente a la comisaría para pedir la liberación del secretario adjunto (ver aparte).

«Venimos a charlar como obreros de la construcción, no como pistoleros», dijo Cabrera, vitoreado por sus seguidores. Por otra parte, expresó que el delegado que está segundo al mando de la Uocra local está «detenido injustamente» y que eso constituye «una agresión». Además, Cabrera afirmó que la Uocra de Lomas de Zamora nada tiene que ver en el asunto y sugirió que el culpable debe ser buscado en las filas de la propia filial de Florencio Varela. «A lo mejor, ellos tienen alguna interna», espetó.

ANTECEDENTES VIOLENTOS

Octubre de 2006
Peleas cerca de Perón 

Se registran graves incidentes entre afiliados a la Uocra y Camioneros durante el traslado de los restos del ex presidente Juan Perón a la quinta bonaerense de San Vicente. El saldo fue de 59 heridos y quedó detenido Emilio «Madonna» Quiroz, chofer de Pablo Moyano.

Noviembre de 2007
Muerte en Rosario 

Abel Beroiz, tesorero de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros, tenía 71 años, y fue asesinado tras ser emboscado en una cochera. Lo balearon y le asestaron varias puñaladas. Cuatro años después, allegados al mismo gremio fueron condenados por el crimen.

Enero de 2011
Otro tesorero asesinado 

El jefe de la obra social y tesorero del Sindicato de Maestranza, Roberto Roger Rodríguez, apareció asesinado luego de ser secuestrado en el club Fénix de Villa Devoto por sicarios que lo llamaron por su nombre. No le robaron nada, salvo sus documentos, lo golpearon, lo mataron de un tiro en la cabeza y lo dejaron tirado en San Miguel. Pertenecía a la CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo.

Abril de 2011
Tiros contra los maestros 

Doce personas resultaron heridas en un enfrentamiento entre docentes y miembros de la Uocra, durante una panfleteada de los maestros en Río Gallegos, Santa Cruz.

Agosto de 2011
Tiros entre las vías 

El servicio de la línea ferroviaria Roca quedó interrumpido por conflicto entre miembros de la Uocra y la Unión Ferroviaria. Desde el Gobierno señalaron como responsable al secretario de la Uocra platense, Juan Pablo «Pata» Medina, que negó participación en los hechos.

Octubre de 2011
Tensión en Santa Cruz 

Militantes de la Uocra de Río Gallegos atacaron a golpes, piedrazos y cadenazos a un grupo de trabajadores de la empresa Enclesur SA, que reclamaban errores en la liquidación de sueldos. En el incidente, ocurrido en el campamento de esa empresa a pocos kilómetros de El Calafate, siete obreros resultaron heridos.

Comments

comments