30 octubre, 2020

FM Cosmos

Últimas noticias de San Juan, Argentina hoy

Insólito operativo para “cuidar” a Boudou de los periodistas

El dispositivo fue para evitar que se interrogue al vice por el caso Ciccone.

Curioso: en la sesión que más votos iba a recibir el kirchnerismo para un proyecto, las autoridades del Senado restringieron el acceso a los periodistas y prohibieron el ingreso de fotógrafos a los palcos, pese a que las sesiones son públicas y a que hay una bandeja destinada a la prensa. No hubo explicaciones y nadie se hizo cargo de haber dado la orden. Salvo la conjetura de que el excesivo celo solo intentó proteger al vicepresidente Amado Boudou para dejarlo a salvo de preguntas indiscretas sobre el caso Ciccone.

Por eso, el paso por el Senado de la ley sobre YPF –en una “sesión especial” con tema único, también para proteger políticamente a Boudou– quedó manchado por un insólito secretismo que abarcó a toda la Cámara. Restricciones que nunca habían sucedido en el Congreso: justamente fue la presencia de periodistas y fotógrafos en los palcos la que permitió revelar, por ejemplo, la existencia del “diputrucho” en 1992 cuando se votó la privatización del gas. Ellos estaban ahí para reflejarlo.

Ayer eso no podría haber pasado. Todo empezó bien temprano: a las 10 de la mañana, la orden era no dejar ingresar a los palcos ni a los periodistas acreditados, ni fotógrafos, ni camarógrafos.

En la volteada cayó un equipo de TV de España , que debió esperar en la calle. A un grupo se lo confinó en el Salón Azul, un inmenso predio debajo de la araña de luces de 4 toneladas, que estaba lleno de sillas vacías.

Ni siquiera tenía una pantalla , como es costumbre, para seguir la sesión.

Ante las quejas que iban creciendo, el prosecretario administrativo, Mario Daniele, ordenó que se dejara ingresar a los periodistas a sus palcos (aunque los pasillos por donde transita Boudou permanecieron vedados). Pero no a los fotógrafos, a los que se permitió entrar “sólo un par de minutos”, dos veces en toda la tarde, para hacer alguna imagen. La pantalla gigante se instaló tarde en el Azul.

La cuestión fue creciendo una bola de nieve, movida por los portales de Internet y las redes sociales. Y llegó a oídos de los senadores: en plena sesión, Norma Morandini pidió la palabra para preguntar “cuál es el criterio” usado para restringir el acceso de la prensa. No le contestaron. Tras ella, el cordobés Luis Juez reclamó que “si éste es un día histórico” como decían desde el oficialismo, “lo mejor es que dejen entrar a los fotógrafos para que lo reflejen, esto tendría que sermaravillosamente retratado ”, ironizó. En ese mismo instante, paradójicamente, los empleados de seguridad estaban sacando a los fotógrafos.

Según la seguridad del recinto, “cumplían órdenes de la Presidencia”.

Clarín se comunicó con el vocero de Boudou, Sergio Poggi, quien negó terminantemente haber dado alguna orden. “No tenemos nada que ver. Pregunten en Seguridad”, agregó, con la promesa de interceder para arreglar el entuerto. El jefe de Seguridad, en tanto, aseguró que “la orden vino de Presidencia” , es decir de Poggi, y agregó que (Miguel) Pichetto tuvo algún problema hace tiempo. Pichetto, consultado también, negó a su vez que hubiera participado. El único detalle es que los fotógrafos seguían afuera.

Comments

comments