Duda que la medida proteccionista impulsada por la Argentina cumpla el marco legal; “Hay que ver si eso está de acuerdo o no con las prácticas de la OMC”, dijo

MADRID (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, se quejó hoy por la decisión de la Argentina de restringir las importaciones de jamones de España e Italia y manifestó dudas sobre el respeto a las reglas fijadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Se trata de “una más de las medidas proteccionistas” que están adoptado las autoridades argentinas para equilibrar sus cuentas públicas, dijo el jefe de la diplomacia española en declaraciones a los periodistas en Madrid. “No es una medida que nos afecte sólo a España, afecta a otros muchos países. Pero está en la corriente proteccionista. Hay que ver si eso está de acuerdo o no con las prácticas de la OMC”, añadió.

García-Margallo se refirió a este asunto después de presentar la conferencia del director de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Graziano da Silva, en un hotel madrileño.

Ayer, LA NACION publicó una nota revelando la medida impulsada en la Argentina. Por un acuerdo con los productores de carne de cerdo que bendijo el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, esos jamones no ingresarán más a la Argentina. Por el contrario, deberá incrementarse la oferta de productos nacionales.

Según datos oficiales, el año pasado la Argentina le compró a España 274 toneladas de jamones, valuadas en US$ 2,3 millones. También vinieron jamones de Italia (como los famosos de Parma) y de Brasil. Fueron 199 toneladas del primer país y 241 toneladas del segundo. Ahora, no van a entrar de ninguno de esos países.

Las relaciones entre España y la Argentina se han deteriorado después de la expropiación de las acciones de la compañía española Repsol en la petrolera YPF, ordenada el pasado 16 de abril por la presidenta Cristina Kirchner

 

Comments

comments