La Dirección de Defensa del Consumidor intimó a las empresas de medicina prepaga a informar detalladamente cuáles son los montos que se están cobrando a sus afiliados desde este mes.

Es que en a­bril una suba del 5% fue autorizada por el secretario de Comercio Interior, Gui­ller­mo Moreno, ante el pedido de las empresas del sector. Las entidades querían una su­ba superior y aparentemente la estarían aplicando sin la autorización de la Su­perin­ten­dencia de Servi­cios de Sa­lud de la Nación.
“Hemos recibido una veintena de denuncias de afiliados por los sobreprecios. Se las ha intimado a presentar informes para dentro de 10 días”, manifestaron desde el área de Inspecciones de Defensa del Consumidor. Además, en al­gunos casos, los aumentos son retroactivos a enero, in­cremento que fuera suspendido debido a que la ley 26.682 impide a las empresas establecer por sí mismas el monto a subir.
Discriminación
Las prepagas siguen dando qué habar también en materia de aceptación de afiliados. Están aplicando a los afiliados mayores de 65 a­ños, se­gún denuncian las a­so­ciaciones de consumidores, in­crementos de hasta el 50% y en muchos casos niegan la afiliación. Aunque la ley dice que no se puede rechazar la afiliación de personas mayores de edad, las empresas sostienen que no tienen los instrumentos para ponerla en vigencia. En al­gunas casos, aceptan la afilia­ción, pero bajo la modalidad de no cubrir la totalidad de los servicios.
En la Superintendencia di­cen otra cosa. Que la ley de medicina prepaga -aprobada en mayo de 201- precisa que el valor del plan para los que tienen más de 65 años puede ser de hasta tres veces el precio del plan de la gente más joven (primer franja etaria), salvo que la persona tenga más de 10 años de antigüedad en la misma entidad.

Comments

comments