Valérie Trierweiler, la pareja de François Hollande aseguró en una entrevista que no piensa renunciar a su independencia y que no se siente muy cómoda con el papel.

 

PRIMERA DAMA. Trierweiler todavía no se siente muy cómoda con el papel.
PRIMERA DAMA. Trierweiler todavía no se siente muy cómoda con el papel.

 

Como periodista, Valérie Trierweiler cubrió durante años la vida política de Francia. Ahora, le toca pasar del otro lado del espejo, desde que la victoria de su pareja François Hollande en las presidenciales la convirtió en la octava primera dama de la V República francesa. Sin embargo, no piensa renunciar a su independencia y recalcó varias veces que quiere seguir trabajando.

“Quiero representar a Francia, sonreír cuando sea necesario, ir bien vestida, dar una buena imagen, pero no quiero limitarme sólo a eso. No estaré de adorno”, afirmó Valérie Trierweiler, que sucederá a la modelo Carla Bruni como primera dama.

hollande-trierweiler.jpg

En una entrevista al diario británico The Times, Trierweiler reconoció “no sentirse muy comoda dentro de este papel” y agregó que si bien se pondrá el traje de primera dama, seguirá vistiendo “al menos de momento, prêt-à-porter.

Ahora en el foco de los medios, Trierweiler dijo sentirse más cerca de mujeres comoDanielle Mitterrand –la esposa del primer presidente socialista- o de Hillary Clintonque de Carla Bruni o Bernadette Chirac.

UNA HISTORIA DE AMOR Y DE POLÍTICA

Trierweiler, madre de tres hijos, inició en 2006 un romance secreto con Hollande -que no se oficializaría hasta 2010. No tiene el halo mediático de Carla Bruni, pero es una gran conocedora de los medios de comunicación y de la política francesa.

A Trierweiler se le atribuye, por ejemplo, el cambio de imagen de Hollande, que adelgazó varios kilos en los últimos meses para preparar el salto al Palacio del Eliseo.

hollande-valerie2.jpg

Nacida en Anger (oeste) en 1965 en el seno de una familia humilde, Valérie se crió junto a sus cinco hermanos y hermanas al lado de un padre inválido de guerra y ferviente lector y de una madre que trabajó algunos años como cajera en una pista de patinaje.

“No eran burgueses, pero tampoco gente de un medio popular”, contaba recientemente un vecino de la familia a un diario local. La persona a la que Hollande definió como la mujer de su vida -a pesar de haber compartido tres décadas de relación y cuatro hijos con la excandidata presidencial Ségolène Royal-, estudió Historia y Ciencias Políticas en La Sorbonne de París.

La joven periodista tenía 23 años cuando conoció a Hollande por primera vez, sin embargo, el amor entre ambos no surgió en aquel entonces y, tras un primer divorcio sin descendencia, Valérie se casó con el periodista de Paris Match Denis Trierweiler, con quien tuvo tres hijos, hoy adolescentes.

Divorciada de su segundo marido, aunque mantiene su apellido de casada, la pareja del nuevo presidente de Francia no contrajo matrimonio con el socialista y asegura que ninguno de los dos desea un enlace por protocolo.

El pasado domingo, luego de que Hollande diera su primer discurso como presidente, un acordeón le sorprendía con las notas de “La vie en rose”. Era una sorpresa de Valérie. “¿Por qué Edith Piaf? Es un secreto de Estado“, contestó ella, en sintonía con su nuevo papel.

Comments

comments