Hacienda presenta hoy un documento que prevé retenciones de crédito en todos los departamentos. Las consejerías sufren un ajuste del 5%, lo que implica 257 millones que se dejarán de gastar

Saz estará hoy en el Consejo de Política Fiscal y Financiera.

Edición en PDF
Version en PDF de la noticia, página 2Esta noticia pertenece a la edición en papel de El Periódico de Aragón.

Para acceder a los contenidos de la hemeroteca debe ser usuario registrado de El Periódico de Aragón y tener una suscripción.

Pulsa aquí para ver archivo (pdf)

A. IBÁÑEZ / M. VALLÉS / Perídico de Aragón

El consejero de Hacienda del Gobierno de Aragón, José Luis Saz, llevará hoy al Consejo de Política Fiscal y Financiera que se celebra en el Ministerio de Hacienda un plan de equilibrio financiero que prevé retenciones de crédito en todas las consejerías del Ejecutivo autonómico y en varios organismos autónomos para mantener los objetivos de déficit fijados y que se establecen en un 1,5%.

La cifra resultante de estas retenciones (recortes para unos y ajustes en el gasto para el Ejecutivo) será de 257 millones de euros. Eso sí, desde el Gobierno autonómico se indica que no afectará a servicios básicos ni se incluyen medidas más duras y que sí se han aplicado en otras comunidades autónomas, como bajadas salariales a funcionarios o un aumento en impuestos y tasas. Se actuará sobre el gasto, incidiendo en el ahorro.

Cada consejería tendrá que paralizar un 5% de sus créditos. Tendrá libertad para decidir dónde aplica el ajuste y la única orden que tienen es que no puede afectar a servicios básicos. En el caso de los organismos e institutos, sufrirán un ajuste del 15% en sus capítulos de transferencias y subvenciones. Los afectados son el Instituto Aragonés de la Juventud, el de la Mujer, el Inaem, el Banco de Sangre, el Servicio Aragonés de Servicios Sociales y el Instituto Aragonés del Agua.

 

SANIDAD Y EDUCACIÓN En el documento que se presenta se incluye la incidencia de los reales decretos que prevén recortes en Sanidad y Educación. El ajuste está incluido en los 257 millones globales que se dejarán de gastar. Es decir, la afección en ambas áreas será de un 5% sobre su presupuesto. En el caso de la Sanidad, unos 107 millones, y en el de Educación, unos 51. El consejero de Hacienda, preguntado en Madrid, tildó estos ajustes como “retenciones de crédito preventivas” ante la posibilidad de que no llegue dinero del Gobierno central, pendiente de aprobar sus presupuestos estatales. Saz también indicó que este 5% es, aproximadamente, lo que se deja de ejecutar anualmente en los presupuestos.

El plan de equilibrio financiero también contempla la inclusión de algunas medidas estructurales que ya ha aplicado el Gobierno de Aragón. Entre ellas, dos, un plan especial de control tributario, y que ha permitido a las arcas públicas autonómicas ingresar alrededor de 6 o 7 millones extra.

Está previsto que el Consejo de Política Fiscal y Financiera dé el visto bueno al documento que hoy presentará Saz, ya que desde el pasado mes de febrero el Departamento de Hacienda está trabajando estrechamente con los expertos del ministerio para que este plan se ajuste a las necesidades y permita no sobrepasar el tope de déficit, establecido en el 1,5%.

Comments

comments