Lunes, 07 de Junio de 2010
San Juan.- Los datos aportados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura indican que en abril hubo una fuerte caída en la venta de vinos, que fue superior al 7 por ciento con respecto al mismo mes del año anterior.

El mercado de vinos en los últimos tiempos, luego de la crisis financiera internacional ha tenido una serie de retrocesos importantes. Es que no se puede igualar el consumo que se registrara en 2007 y 2008 donde hubo un avance importante en materia de consumos. De todos modos, este retroceso sobre todo ha sido sustentado en la escasa comercialización de los vinos blancos.
Sin embargo, el nivel de stock técnico no es tal alto y a pesar de la caída en los despachos no se avizora grandes problemas en materia de comercialización, pues no hubo una vendimia por demás importante que complique al final de la temporada en volumen.
De acuerdo a lo que explica el anticipo del Instituto Nacional de Vitivinicultura, se ha producido un retroceso en la comercialización de vinos del mes de abril del 7,49 por ciento, si se lo compara con el mismo mes del año anterior. También si se hace la comparación intermensual la disminución es menor pero llega al 5,22 por ciento.
La realidad es que los vinos no tienen un buen comportamiento en el nivel de ventas en lo que va del año. Si se toma en cuenta el acumulado que existe en el primer cuatrimestre es del -6,93 por ciento. Esta caída es en este momento materia de preocupación de los integrantes de la Corporación Vitivinícola Argentina que están diseñando la campaña de promoción del vino en el mercado interno para el 2010/11.
Hace unos días estuvo en la provincia un grupo de técnicos de DVD y de CCR, que serán los encargados de armar la nueva campaña de promoción del vino y uno de sus temas de preocupación era la caída en las ventas.
En ese momento el titular de CCR Guillermo Olivetto explicó que “se tienen que privilegiar un par de aspectos y con ellos profundizar las relaciones que se están haciendo para el futuro”.
Al hacer un desagregado de la comercialización de vinos, los que más cayeron en el mercado interno son los varietales con el 14,69 por ciento, un número muy importante si se tiene en cuenta que los vinos de todos los días tuvieron un descenso de solo el 3,64 por ciento. Tiene que marcarse que la disminución en el consumo de vinos varietales lleva consigo un problema importante que es el hecho de que los viñateros en el tiempo hicieron una gran diversificación productiva. Según los productores hay muchos problemas que se tendrán que enfrentar en el futuro cercano porque de continuar la caída en el consumo con ello habrá una disminución de precios.

Casi -10% menos de ventas al exterior
La situación del mercado externo de los productos de la vitivinicultura tampoco es la mejor. Es que en el primer cuatrimestre ya se registra una caída del 9,13 por ciento. De seguir así la tendencia, la disminución de ventas sería altísimo dicen los especialistas.
La realidad está marcada por varios aspectos entre los que se pueden destacar la fuerte competencia de los productos vitivinícolas de otros países, los efectos que produce la crisis financiera internacional en mercados donde estábamos y que perdimos y los altos aranceles que pagan los exportadores que implica que tengan que ir a precios más altos dejando de lado la competitividad de los mercados.
Si se toma en consideración lo ocurrido en el mes de abril con respecto al mes de marzo, es el único saldo positivo que se encuentra con un crecimiento del 6,93 por ciento.
Pero se evidencia una caída muy fuerte en los primeros tres meses del año que será muy dificil de superar si se entiende los problemas que traen los vinos en materia de mercados y de competencias.
Así las cosas el panorama no es positivo para los viñateros que además como ya lo dijimos, no han tenido una buena vendimia.

Comments

comments