La suma asciende a casi 50 millones de pesos. Los argumentos de la gestión Scioli, en medio de las diferencias con el kirchnerismo.

La suma asciende a casi 50 millones de pesos. Los argumentos de la gestión Scioli, en medio de las diferencias con el kirchnerismo.

foto perfil.com

El gobierno bonaerense de Daniel Scioli juega su propio partido en el escándalo que involucra a Amado Boudou. Ahora la justicia bonaerenseembargó los bienes de la familia Ciccone por casi $ 50 millones. El objetivo es cobrarle impuestos e intereses acumulados desde hace 18 años.

Quien tomó la decisión fue el juez en lo contencioso administrativo N° 3 de La Plata, Francisco Terrier, luego de recibir el reclamo presentado por la Fiscalía de Estado, con cuatro notificaciones de la Agencia de Recaudación de Buenos Aires (ARBA). La deuda es de $ 35,1 millones (por el impuesto a los ingresos brutos impagos entre 1994 y 2001), más otros $ 14 millones por intereses, según informó hoy La Nación.

Los embargos apuntan directamente a uno de los protagonistas del caso, Nicolás Tadeo Ciccone, donde está involucrado el vicepresidente Amado Boudou. Pero no solo él fue embargado. La medida también cayó sobre su hija, Silvia Ciccone (dueña de otro 7,5% de las acciones); su otro yerno,Pablo Amato, y Francisco José Lago. Bienes de todos ellos fueron trabados y, en caso de no afrontar la deuda, podrían ser ejecutados, mediante remate público.

Interna política. No solo de impuestos se trata este avance judicial. Nadie omite entender este avance como una batalla más entre el sciolismo y el kirchnerismo, que le adjudica un rol clave a la firma Boldt para motorizar el escándalo. Hoy, el 30% de la nueva Ciccone quedó en manos de la familia, en tanto que el 70% restante se reparte por mitades entre Tierras Internacional Investments -un fondo holandés que figura como disuelto desde febrero de este año en el Registro de Comercio de Amsterdam-, y la sociedad uruguaya Dusbel, con acciones al portador.

El director ejecutivo de ARBA, Martín Di Bella, señaló al matutino que “para nosotros es indistinto quién sea el propietario: la empresa es la misma, no hay diferencia en este caso”. “Vamos contra la compañía, no contra la persona física. Para nosotros sigue siendo Ciccone, porque el CUIT sigue siendo el mismo”, afirmó.

FUENTE: PERFIL:

Comments

comments