Se trata del Juzgado Federal número 1, que estaba a cargo del juez Edmundo Carbone, quien aceptó continuar al frente aun después d ejubilarse y en quién recayeron los reclamos del Grupo Clarín por la Ley de Medios. pero Carbone se fue y su cargo está vacante.

Es el juzgado más caliente del país y, como una metáfora de la Argentina, no tiene juez.

Se trata del Juzgado Federal número 1, que tiene que resolver el amparo presentado por elGrupo Clarín y está vacante desde el 31 de diciembre de 2009, cuando el gobierno le aceptó la renuncia al magistrado Edmundo Carbone. Ese juez es el mismo que dos meses antes había dictado la cautelar que suspendió la aplicación del artículo 161 para el Grupo Clarín.

El concurso para cubrir definitivamente ese juzgado está en marcha, es el número 258 y los exámenes de oposición se tomaron el 22 de octubre de 2010, pero todavía no hay terna de candidatos para elevar a un postulante para el acuerdo del Senado y la designación posterior por parte del Ejecutivo. De los once juzgados del fuero Civil y Comercial Federal, cinco están vacantes, según informó Tiempo Argentino.

Carbone ya se había jubilado, pero se le ofreció continuar al frente del despacho y aceptó. Pero un día, digamos, “se cansó”. Según la prensa porteña, “la decisión más trascendente de la Ley de Medios Audiovisuales no puede quedar en manos de un juez que se haga cargo del expediente una semana cada uno o dos meses, sostienen las autoridades de la Cámara. Por eso están pensando en pedir ´prestado´ un juez a otro fuero. Ya hubo experiencias similares con otros casos. La cámara está buscando un juez de primera instancia en los fueros Civil, Comercial y Contencioso Administrativo, pero hasta ahora no encontró al candidato a ocupar el juzgado vacante”.

Mientras tanto, mientras todos creen que lo peor pasa por el despacho de Norberto Oyarbide, el verdadero juzgado caliente sigue congelado.

Comments

comments