En medio del conflicto con los prestadores, el intendente reconoció la caída del turismo interno y lo atribuyó a la mayor capacidad adquisitiva de los sanjuaninos. “El desafío es traer turistas de otras provincias o el extranjero”, dijo.

 Mientras los operarios turísticos señalan a la chicharra como la responsable de que los turistas no se alojen en el departamento de Iglesia, el intendente atribuyó el fenómeno al aumento de “la capacidad económica de los sanjuaninos”. “No es que la gente deja de venir por la chicharra, la gente de San Juan elige vacacionar en otra parte”, agregó.

“En los últimos 10 años el turismo cayó bastante. Antes la gente vivía del sueldo público y eran contados quienes podían salir de la provincia. Esto cambió y ahora se van a vacacionar a Chile, el sur o las Cataratas”, dijo el jefe comunal a DIARIO DE CUYO ONLINE.

Marinero señaló que la cantidad de sanjuaninos que deciden pasar sus fines de semanas largos y vacaciones en el departamento disminuyó en los últimos años pese a las inversiones que el sector realizó en la comuna. “La gente que vino unas 5 o 6 veces, ya no viene y se va a otro destino”, manifestó.

“Hay que ser claro en esto. La realidad de los sanjuaninos cambió, basta ver el crecimiento del parque automotor, buena parte de alta gama, la cantidad de pasajes que se vende en el Aeropuerto o los destinos que mas salen en las agencias de viaje”, explicó.

“Acá el desafío, en el que venimos trabajando, es generar propuestas atractivas para que los turistas de otras provincias o el extranjero elijan a Iglesia como una opción”, aseguró

Comments

comments