Foto archivo 8300web

Un total de 2589 electores participaron en el referéndum popular de hoy. El 82,08% respaldó la prohibición y el 14,99% la rechazó. Hubo un 1,5% de votos en blanco y 1,4% impugnados. En estos momentos la gente festeja en la plaza de la localidad lo que considera una victoria frente al hostigamiento del gobierno provincial.

La ciudadanía de Loncopué respaldó la prohibición de la explotación a cielo abierto de minerales de la primera categoría, el empleo de técnicas de lixiviación, actividades que afecten la intangibilidad de las tierras ocupadas por pueblos indígenas, el acopio y almacenamiento o transporte de cianuro, ácido sulfúrico, mercurio o cualquier otra sustancia tóxica, el transporte o almacenamiento de explosivos, la construcción de mineraloductos y cualquier tarea de exploración minera.

Pese a que hubo intentos durante toda la jornada de hoy para desalentar la asistencia a las urnas , finalmente se impuso el SÍ a la ordenanza municipal que llamó al referéndum, a fin de que las personas inscriptas en el padrón electoral se manifestaran a favor o en contra del proyecto de ordenanza que establece la prohibición.

Foto 8300web (Emiliano Ortiz)

El gobierno provincial, a través de la empresa estatal Cormine, impulsó una medida cautelar para impedir la consulta, sin embargo la Sala Procesal Administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén habilitó el proceso. Incluso el gobernador, Jorge Sapag, dijo ayer en conferencia de prensa que el referéndum es inconstitucional: “Este llamado que ha hecho el municipio a través de una ordenanza, es absolutamente inconstitucional, con la característica que quisieron darle de obligatorio y vinculante. No es obligatorio, no es vinculante, y no es el tema minero al que me estoy refiriendo, me estoy refiriendo a temas de respetar la Constitución Provincial”.

El mensaje del mandatario coincide con el panfleto que circuló en el pueblo durante la jornada de votación.

Según los resultados definitivos, participó el 72% del padrón.

Lo que nunca logrará Sapag

por Fabián Bergero

El gobierno de Sapag hizo lo imposible para que prosperaran en Loncopué los proyectos de explotación minera a cielo abierto. No contaba que enfrente tenía una pared. Un muro. No sabía -nadie sabía- qué tan sólido era. Podía tener fisuras, resquebrajarse, o derrumbarse como un castillo de naipes.

Lo que sí se sabía era que había un grupo de vecinos y vecinas -pequeño- que agitaba con más convicción que recursos su postura anti minera. Aun cuando fuera pequeño, la estrategia de Sapag fue ponerle todos los palos posibles para que cayera.

Recurrió a la justicia con insistencia. Operó políticamente. Metió presión. Incluso intentó suspender el referendum pocas horas antes de su realización. Y cuando la suerte ya estaba echada, salió a anticipar su estrategia: invalidar moral y judicialmente la movida.

Le falló todo. El pueblo de Loncopué no tuvo miedo. Salió a la calle, votó y le dió un masazo a la pretensión oficial de avanzar contra la explotación minera.

El lunes, los mastines de Sapag irán nuevamente a la justicia. Tal vez ahora encuentre algún fallo a su favor (después de todo, viene trabajando en la “segunda colonización” desde hace tiempo). Pero jamás logrará tapar el enorme sol construído por el pueblo de Loncopué, a favor de una vida y un ambiente saludable.

Comments

comments