POR MATÍAS LONGONI – clarin

Anoche ingresaron apenas 197 animales al mercado de Liniers. Hubo asambleas

Tan solo seis camiones cargados con 197 vacunos habían arribado anoche al Mercado de Hacienda de Liniers, uno de los termómetros del paro comercial de nueve días lanzado por las entidades rurales de Buenos Aires en protesta por la presión fiscal sobre el sector. La medida de fuerza, así, obtenía un primer espaldarazo de los productores . Y es que a pesar de que los niveles de movilización son ínfimos en comparación con los del conflicto de 2008, no ha cedido el rechazo de la comunidad agropecuaria a la política kirchnerista. Eso decidiría a la Mesa de Enlace a declarar mañana la “nacionalización” de la protesta .

Aunque estas cifras podían modificarse durante la madrugada con el arribo de otros camiones, al cierre de esta edición el paro agropecuario de nueve días (se inició el sábado pasado y concluirá el próximo domingo) se anotaba su primer impacto. Usualmente los productores envían los días lunes al predio de Mataderos entre 1.500 y 3.000 vacunos . Los 197 que habían entrado anoche representarían así de 5 a 10% de la oferta habitual.

Pero además, solamente 62 de esos vacunos habían sido cargados desde campos ubicados en territorio bonaerense, donde por ahora tiene vigor la protesta agropecuaria. El resto del escaso ganado provenía de Santa Fe y Entre Ríos. Allí los productores no tienen que acatar la medida de fuerza anunciada por CRA, la Sociedad Rural, Federación Agraria y Coninagro en rechazo a la reforma impositiva sancionada la semana pasada por la Legislatura bonaerense, luego de una fuerte presión del kirchnerismo al gobernador Daniel Scioli.

La adhesión voluntaria de productores de otras provincias a la medida de protesta (que consiste en no vender granos y granado durante esta semana, sin cortar el suministro de productos perecederos como la leche) también debería anotarse como un poroto para la Mesa de Enlace. Desde Córdoba y San Luis, las cuatro entidades agropecuarias declararon su solidaridad con los bonaerenses, e incluso realizarán manifestaciones esta semana. Y lo mismo hizo FARER, la filial entrerriana de CRA, que directamente se plegó al lock out. Allí también el gobierno provincial -ahogado por los menores envíos de dinero desde la Casa Rosada- decidió subir el impuesto inmobiliario rural.

En este escenario, según dijeron a Clarín fuentes cercanas a los dirigentes nacionales del campo, la Mesa de Enlace sesionará mañana en la sede porteña de CRA y decidiría lanzar un paro nacional. Esta medida sería vital para paralizar -o al menos atenuar- la actividad comercial en Rosario y sus alrededores, desde donde se embarca un 70% de la cosecha de granos.

Por ahora, la pirotecnia discursiva de los dirigentes va a tono con la nacionalización de la protesta. “Los gobernadores están apretados de los testículos por el poder central. Sería hora de desempolvar los libros de historia, para pensar en el federalismo”, evaluó Eduardo Buzzi, presidente de la Federación Agraria. Respecto de Scioli, agregó: “Está apretado de lo más sensible que tenemos los varones. De otro modo no se explica esa actitud servil de aplicar un decretazo y aumentar las valuaciones (fiscales de los campos) por decreto, irritando como ha irritado”. Por dicha decisión, la Nación terminará recaudando mucho más dinero del campo que la administración provincial.

En una peligrosa escalada verbal que hasta ahora el kirchnerismo prefiere evitar, el entrerriano Alfredo De Angeli fue más allá y señaló que la agrupación kirchnerista La Cámpora “es el ejército nazi. Y lo único que falta es que empiecen a matar gente”. Todo un pifie.

Como sea, ayer al costado de las rutas algunos grupos de productores vigilaron el movimiento de camiones, pero sin cortar el tránsito y sin que se produjeran incidentes.

Según informó Carbap, estas concentraciones y asambleas se produjeron ayer en Chacabuco, Benito Juárez, Azul, Guaminí, Lobos, Pila, Pergamino, Tandil, Dolores, Chascomús, Chillar, Bolívar, Arrecifes, Junín, Tapalqué, 25 de Mayo, Los Toldos, Saladillo y Chivilcoy. Los controles de carga de este tipo se intensificarán a partir de hoy, avisaron los ruralistas.

Comments

comments