El empresario será indagado por ocultar pruebas y se espera que el juez Bonadio también lo interrogue por la tragedia de Once, en la que tenía que prestar declaración el viernes

Declara hoy Claudio Cirigliano, uno de los dueños de TBA, que sigue detenido

Crédito foto: Télam

Además del testimonio de Cirigliano se prevé para hoy que los abogados de los cuatro detenidos pidan sus excarcelaciones, mientras esperan los resultados de una serie de medidas de prueba.

Ayer, en tanto, los otros tres directivos de TBA declararon ante la Justicia. El presidente de Trenes de Buenos Aires, Carlo Michelle Ferrari, reconoció que sacó documentación contable de la empresa luego que el Gobierno le quitara la concesión pero dijo que siempre estuvo a resguardo y a disposición de la Justicia, a la que después le fue entregada.

Ferrari fue indagado por el juez federal Claudio Bonadio al igual que los ex gerentes de TBA Darío Tempote y Daniel Rubio, quienes continúan detenidos tras ser acusados de obstruir la investigación por ocultar documentos.

Ferrari declaró que recibió “una instrucción” de sacar documentos de la empresa cuando la Unidad de Gestión Operativa (UGO), conformada por Metrovías y Ferrovías, tomó posesión del edificio de Ramos Mejía 1538, en Retiro, que el Estado daba para quien maneja la concesión de las líneas Sarmiento y Mitre.

El presidente de TBA agregó que la documentación estuvo siempre “a resguardo” y “a disposición de la Justicia”, a la que se le entregó el 31 de mayo.

Bonadio le preguntó por qué no había informado que sacaron los documentos y Ferrari respondió que lo hicieron cuando tuvieron todos los elementos en su poder. Así, negó que haya habido una intención de ocultamiento y que cuando sacaron los documentos firmaron un acta con el personal de UGO.

Por su parte, Tempone, ex gerente de operaciones de TBA, y Rubio, ex gerente de administración y finanzas, declararon que no tenían la documentación a su cargo.

Tempone reconoció que sabía que se habían llevado documentos porque mantuvo reuniones con la gente de la UGO en las que se comentó eso.

Para Bonadio, los cuatro referentes de TBA incurrieron en la presunta obstrucción de la Justicia porque habrían ocultado información contable de la empresa luego de que el Gobierno le quitó la concesión del servicio de trenes de la línea Sarmiento.

La empresa ratificó los dichos de sus gerentes en un escrito que presentó ayer en la Justicia en el que sostuvo que retiró la documentación para “proveer a su custodia y conservación” y que “no ha existido ninguna intención o tentativa de ocultamiento de la documentación societaria”.

El apoderado de TBA, Carlos Lluch, señaló que los documentos fueron llevados a la empresa Emfer, propiedad de Cirigliano que hoy fue allanada, y que luego se la llevó a un depósito en la calle Zelarrayán 5121 de esta ciudad, donde la custodia policial impidió dejarla.

Agregó que informó al juzgado, donde le dijeron que llevara la documentación al edificio de la calle Ramos Mejía y consideró que “en ningún momento TBA y sus directivos o accionistas han puesto en riesgo la documentación contable ni han obstruido el accionar de la Justicia sino que por el contrario han colaborado en forma permanente con la investigación”.

Comments

comments