Dirigentes cercanos a Pablo Micheli mantuvieron un encuentro con integrantes de la CGT, para avanzar en una posible marcha que se realizaría el 27 de junio. También hubo charlas con Luis BarrionuevoEste viernes habrá un paro nacional por el impuesto a las Ganancias

Desde hace tiempo que el antikirchnerista Pablo Micheli intenta sumar a Moyano en una especie de frente gremial contra el gobierno nacional. Mucho más desde que el dirigente camionero hizo público su distanciamiento del kirchnerismo.

Ahora, la idea que va tomando forma es una marcha conjunta a Plaza de Mayo para fines de este mes, en la que se expresarían los principales reclamos sindicales al Gobierno:eliminación del impuesto a las Ganancias y de los topes a las asignaciones familiares, convocatoria urgente al Consejo del Salario y paritarias sin techo.

Ayer, mientras Micheli anunciaba un paro nacional para el próximo viernes, en reclamo de la suba de la base no imponible del impuesto a las Ganancias, dos hombres de su confianza se reunían con integrantes de la CGT.

El encuentro se realizó en la Asociación del Personal de Organismos de Control, y participaron por el moyanismo el dueño de casa, Hugo Quintana, y el panadero Abel Frutos; mientras que por la CTA estuvieron Ricardo Peidro (visitadores médicos) y Juan Carlos Giuliani (Prensa).

Del encuentro formaron parte también Vicente Mastrocola (Plástico) y Horacio Valdez (Vidrio), que forman parte del riñón de Luis Barrionuevo. Una señal más del acercamiento que se estaría produciendo entre el dirigente Gastronómico y Moyano.

Por ahora sólo estamos avanzando en las conversaciones“, se limitó a decir Micheli ayer, mientras ultimaba los detalles de la marcha y paro del próximo viernes, en el que además reclamará la eliminación de los topes a las asignaciones familiares y un salario mínimo de $5.000.

Como una muestra más del plan seducción de Micheli hacia Moyano, en la marcha del viernes participarán algunos sindicatos que forman parte de la CGT, como el del Cuero. También serán parte de la marcha la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie, Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST) y Teresa Vive.

Esta protesta recibió además el aval del Frente Amplio Progresista: “Estamos acá para darle legalidad al paro de una Central a la que el Gobierno sistemáticamente le niega la personería“, explicaron los legisladores Víctor de Gennaro y Claudio Lozano durante una conferencia de prensa brindada ayer junto al titular de la CTA opositora.

Ya al final del año pasado Micheli había intentado sumar a Moyano a una protesta nacional. En aquellos meses, pese a que ya se insinuaba el enfriamiento de las relaciones entre la CGT y el Gobierno, Moyano prefirió mantenerse al margen, y evitar una ruptura directa y sin retorno con el kirchnerismo. Ahora, parece que la decisión será otra.

Comments

comments