SCIOLI SE REÚNE CON MOYANO PARA IMPULSARSE AL 2015, EL CAMPO ESTÁ ENARDECIDO Y HAY ASAMBLEAS EN OTRAS PROVINCIAS COMO ENTRE RÍOS: REALMENTE EL IMPULSOR DEL REVALÚO ES UNA ALTERNATIVA A CFK? O ACASO ÉSTO ES MANOTAZO DE AHOGADOS ANTE LA REVELACIÓN DE UNA CRISIS TERMINAL? EN QUÉ PODRÍA DIFERENCIARSE EL GOBERNADOR DE LA MANDATARIA ARGENTINA SI EN EL 2008 HUBO TREMENDA CRISIS DEL CAMPO? ALGUIEN MIENTE: SERÁ QUE TODO EL SISTEMA QUIERE SACAR DE ESCENA A POLÍTICOS QUE SE DIFERENCIAN? MEDIOS EN EL MEDIO?

LA PLATA.- El gobernador Daniel Scioli recibió ayer al secretario general de la CGT, Hugo Moyano, y a su hijo Pablo en la quinta de Villa La Ñata, en Tigre, donde se jugó un partido de fútbol entre el equipo del sindicato de camioneros y el del gobernador. Antes de ir a la quinta de Scioli, el secretario adjunto del sindicato de camioneros manifestó el apoyo sindical al gobernador si se presenta como candidato a presidente en 2015.

“Gran parte del movimiento obrero va a apoyar a Scioli si es candidato en 2015. Siempre hemos tenido una muy buena relación con el compañero Scioli”, dijo Pablo Moyano, en un reportaje que concedió a Radio Mitre. También dijo que “en el gobierno del compañero Néstor Kirchner, se dieron respuestas a varios reclamos de los trabajadores”, mientras que la presidenta Cristina Fernández “se alejó del movimiento obrero”.

Incluso, acusó a la Presidenta de cometer un “robo a los trabajadores, a través del impuesto a las ganancias”, y denunció “la discriminación” mediante las asignaciones familiares, que no llegan a todos los trabajadores.

Un día antes, Omar Plaini, titular del gremio de los canillitas, había manifestado su apoyo al mandatario provincial. Al mismo tiempo, como informó ayer LA NACION, la agrupación sciolista La Juan Domingo hizo en Avellaneda su primer encuentro de militantes, en el que se respaldó la candidatura de Scioli, si no se reforma la Constitución para habilitar una nueva reelección de la Presidenta.

Al respecto, un colaborador del vicegobernador Gabriel Mariotto, máximo referente del kirchnerismo en la provincia, dijo ayer a LA NACION: “Esto ya está lanzado. No nos asombra y no nos cae ni bien ni mal. Es parte de la relación entre Scioli y Cristina. Este tipo de situaciones se repetirán en el futuro, y Scioli va a seguir con su juego mediático de pocas palabras y muchos gestos. El gobernador tiene, al mismo tiempo, una dependencia económica muy fuerte con el gobierno nacional. Eso se vio claramente cuando tuvo que firmar el revalúo de tierras por decreto”.

No es la primera vez que Scioli juega un partido de fútbol con gente enfrentada al kirchnerismo. En el verano, lo había hecho con Mauricio Macri y luego se había desatado una polémica. Cerca del gobernador niegan que estos encuentros oculten un propósito político para lesionar el poder del gobierno nacional.

“Es solamente un partido de fútbol. No hay nada más. No hablaron de política. Lo único que hizo el gobernador es decirle a Pablo Moyano, cuando se despidieron: «Mirá, éste es un momento para poner el hombro».

“Se lo dijo en referencia a los paros sorpresivos que convocó el sindicato de camioneros”, contó a LA NACION un funcionario muy cercano a Scioli, que ayer estuvo en la quinta.

EL PARTIDO

El encuentro, según fuentes del gobierno bonaerense, había sido programado hace veinte días, en un encuentro que mantuvo Scioli con Facundo Moyano, jefe de la Juventud Sindical y secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de los Peajes y Afines (Sutpa).

La única condición que puso Scioli es que uno de los jugadores del equipo de choferes de camiones debía tener más de 50 años, como él, que tiene 54. En encuentro, que empezó a las 11.30, terminó 15 a 8 a favor de Villa La Ñata Football Club y el gobernador hizo seis goles.

El más joven de los Moyano, que había organizado el cotejo, no fue. “No pudo, tenía un partido importante con el equipo de camioneros en Mar del Plata”, contó un vocero del mandatario.

Ni Hugo ni Pablo se pusieron los pantalones cortos. Hugo llegó cuando el partido ya había empezado y se sentó junto a Karina Rabolini. Pablo lo miró desde el banco de suplentes, con el resto del equipo.

Después de dos tiempos de 40 minutos, con un entretiempo de 15, los Moyano se despidieron y Scioli se fue a descansar. A las 20, se iba a encontrar con Carlos Tevez para organizar un partido en Fuerte Apache. “Ya jugaron dos veces y ganaron un partido cada uno. Ahora falta la revancha”, dijo un vocero de Scioli.

Comments

comments