Lo anunció el presidente de la Asamblea Legislativa de las islas. Dijo que es para demostrar que los isleños quieren seguir perteneciendo al Reino Unido. El gobierno británico ya anunció que respetará el resultado de la votación.

os habitantes de las islas Malvinas serán convocados el año que viene a un referéndum sobre su “estatus político” con el que el gobierno británico de las islas busca abiertamente demostrar a la Argentina que los kelpers quieren seguir siendo súbditos del Reino Unido. Apenas se conoció la noticia, el primer ministro británico, David Cameron, se apuró a prometer que respetarán el resultado de la votación.

 

La realización de un referéndum “en la primera mitad de 2013” fue anunciada en Puerto Stanley por el actual presidente de la Asamblea Legislativa de las islas, Gavin Short, quien se encargó de señalar que la votación tiene “el absoluto respaldo del gobierno británico” y que apunta a demostrar “sin ninguna duda” que el deseo de los isleños es seguir perteneciendo al Reino Unido y no “ser gobernados por Buenos Aires”.

 

“Celebramos este referéndum no porque tengamos ninguna duda de quiénes somos y de qué futuro queremos, sino para mostrar al mundo cuán seguros estamos sobre ello”, declaró Short durante una conferencia de prensa que brindó junto al secretario de Asuntos Exteriores del Foreign Office Jeremy Browne, quien se encuentra de visita oficial en las Malvinas por el 30 aniversario del final de la guerra.

 

“No tengo ninguna duda de que el pueblo de las Falklands (sic) deseará que las islas sigan siendo un territorio de ultramar del Reino Unido con su propio gobierno. Ciertamente no tenemos ningún deseo de ser regidos por el gobierno de Buenos Aires; ese hecho es obvio para todo el que visita las islas y nos escucha. Pero nos preocupa que no todos pueden venir a estas hermosas islas y ver la realidad por sí mismos”, añadió.

 

Desde Londres, Cameron ya dijo que el Reino Unido “respetará y defenderá” el resultado de la votación. Y en las islas, Browne enfatizó: “Sólo el pueblo de las Falklands (sic) puede decidir cómo quiere ser gobernado. Por eso respaldo ampliamente esta iniciativa. De hecho, creo que llega en un momento muy significativo y le permitirá al pueblo de las islas enviar un mensaje claro a la Argentina y a toda la comunidad internacional de que son los únicos dueños de su destino”.

 

El anuncio se conoce justo cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner está a punto de viajar a Nueva York para representar a la Argentina en la sesión por Malvinas del Comité de Descolonización de las Naciones Unidas.

 

En el marco de los reclamos argentinos por la soberanía de la islas y de la reciente escalada diplomática con Gran Bretaña, más de una vez se enarboló la eventual celebración de un referéndum como una amenaza por parte de quienes defienden la postura del actual gobierno kelper de las islas.

 

El referéndum, según sus impulsores, apunta a poner fin al contencioso con la Argentina. Pero en todas las ocasiones previas en las que se blandió la eventual votación como una amenaza, la Argentina se encargó de cuestionar la trascendencia de tal votación con el argumento de que la misma no alcanzaría para negar los derechos que reclama históricamente la Argentina en el Atlántico Sur.

Comments

comments