El plan del departamento de hidráulica es sin duda pésimo, ya que no saben si lo lograrán. Pretenden el llenado del Dique los Caracoles en desmedro del Ullúm para generar energía. Por lo que quiere decir, simple y llanamente «dejarnos con muchísima menos agua».

MANEJO DEL RECURSO HÍDRICO

Hidráulica va a priorizar el llenado de Los Caracoles

En esta época de monda buscan recuperar el nivel del embalse para que pueda generar, aunque lo ven difícil.

Ayer comenzó la época en que se corta el suministro de agua en los canales de riego por casi dos meses y medio y el Departamento de Hidráulica tomó la primera definición de peso: El agua que llegue por el río será embalsada exclusivamente en el dique Los Caracoles, según informó ayer el secretario de Recursos Hídricos a cargo de Hidráulica, Jorge Millón. Agregó que la medida -que se toma por segundo año consecutivo- busca contar con un colchón de agua previo a la época estival cuando empieza a derretir la nieve, y especialmente; elevar la cota de la presa con el objetivo de generar energía, porque es el dique que tiene mayor potencia. ‘‘Lo más lógico es priorizar Los Caracoles, porque es el dique que tiene mayor potencia, con una generación de 120 Megavatios’’, dijo Millón. No obstante, con los números que tiene hoy Hidráulica, respecto al caudal que trae el río, dudan que eso pueda ocurrir en la primavera.

La cuenta que hacen en el Gobierno es ajustada: hoy la cota de Los Caracoles se ubica en 1.055 metros sobre el nivel del mar (msnm) y para poder estar en el nivel de generación mínima se debería llegar a los 1.082 msnm (la cota máxima es 1.110 msnm). Teniendo en cuenta que quedan por delante 57 días, en los cuales no se distribuirá agua al sistema y todo se utilizará para embalsar, sumado a un caudal promedio de 26 m3/s que estiman en Hidráulica traerá el río San Juan en los próximos tres meses, se juntarían unos 128 Hm3 que llevarían la cota hasta los 1.076 msnm, es decir, por debajo del nivel de generación. Pero hay otros condicionantes que van a impactar, como por ejemplo que habrá varios días donde se erogará y que repercutirá inevitablemente en el nivel de la presa. Con esta ecuación, el escenario es aún peor que en la temporada 2011, cuando el agua en Caracoles subió a 1.086 msnm durante el invierno, lo que le permitió generar electricidad en agosto y septiembre, aunque al mínimo de su capacidad. Desde octubre del año pasado que el último dique construido en la provincia no produce electricidad para inyectar al Sistema Interconectado Nacional.

‘’Todos los esfuerzos van a estar puestos en ese sentido, esperando que haya un buen derrame en la temporada estival que nos ayude a normalizar el ciclo hídrico’’, dijo Millón, esperanzado. Pero si algo tienen en claro en el Gobierno es que si no se acumula nieve como para que haya un derrame que oscile los 2.000 Hm3, cualquier plan de embalse u organigrama austero de distribución será inútil si no precipita lo suficiente en cordillera.

ULLUM, POSTERGADO

Otra vez el dique Quebrada de Ullum, el más viejo de San Juan, no será prioridad para el Gobierno provincial. Las razones que cimientan esta decisión es el orden de prioridades que en estas últimas épocas de sequía dispuso el Departamento de Hidráulica: primero, garantizar el agua para consumo y riego, luego la generación de energía y por último, el fin turístico. Y Ullum es una presa que tiene un perfil netamente turístico, ya que en materia de potencia instalada es casi tres veces más chico que Los Caracoles.

UN VERANO MÁS SECO DE COSTUMBRE

 

VER TEMAS RELACIONADOS: http://andreszarzuelo.globered.com/categoria.asp?idcat=85

https://www.fmcosmos.com.ar/2011/11/30/expansion-de-la-mineria-en-pleno-deterioro-hidrico-de-san-juan/

 

 

 

 

 

Comments

comments