Subsecretario General de la ONU para Operaciones de Paz, Ladsous HerveDamasco, 13 jun (PL) El Ministerio de Asuntos Exteriores y Emigrantes de Siria pidió hoy objetividad a la ONU y manifestó extrañeza por declaraciones de altos funcionarios de esa organización sobre la existencia de una guerra civil en este país.

  • Siria reafirma compromiso con plan Annan
  • Desmentido de la ONU sobre situación en Siria

Declaraciones del Subsecretario General de la ONU para Operaciones de Paz, Ladsous Herve, en Nueva York, sostienen que la situación en Siria llegó al límite de guerra civil a gran escala, lo que contradice recientes afirmaciones de la misión de observadores internacionales aquí.

“Siria esperaba y sigue esperando que los funcionarios de la ONU, en particular Ladsous, traten con objetividad, imparcialidad y precisión a los actuales acontecimientos en Siria, sobre todo después del despliegue del equipo de observadores internacionales en la mayoría de las provincias de Siria”, agrega una declaración de la Cancillería.

Hablar de una guerra civil en Siria no refleja la realidad y contrasta con las tendencias del pueblo sirio, porque lo que está sucediendo en el país es una guerra contra grupos armados que habían escogido el terrorismo como camino para alcanzar sus metas, apunta el texto.

Siria no esta viviendo una guerra civil sino una lucha para erradicar el flagelo del terrorismo y poner fin a los asesinatos, a los secuestros, a los atentados y a los asaltos y actos de sabotaje contra las instituciones del Estado y las empresas públicas y privadas, entre otros crímenes brutales perpetrados por los grupos terroristas armados, precisa la Cancillería.

En ese sentido, agrega, en base a lo acordado con la ONU, esta nación árabe tiene el derecho a defenderse ante los crímenes cometidos por los grupos armados y poner de relieve la necesidad de detener cualquier tipo de apoyo militar o financiero ofrecido por partes regionales e internacionales a esas bandas terroristas.

mh/lb

Comments

comments