La escritora y ensayista criticó la decisión de la Presidenta de utilizar el Tango 01 para ir a buscar a Máximo Kirchner a Santa Cruz; “Ese gesto resulta irritante”, dijo; opinó sobre los cacerolazos

Con su habitual postura crítica hacia el kirchnerismo, la ensayista y escritora Beatriz Sarlo cuestionó con dureza el operativo desplegado el pasado fin de semana por el gobierno nacional ante la dolencia de Máximo Kirchner, quien fue operado de urgencia por un cuadro de artritis séptica en su rodilla derecha, en el Hospital Austral, de Pilar.

“Si la Presidenta es millonaria que alquile un avión para trasladar al hijo”, enfatizó anoche Sarlo, en diálogo con Código Político, programa que emite la señal de cable TN. Enseguida agregó: “Un gesto republicano de una persona ultra rica es no hacer volar esa flota y menos en esas circunstancias. En un país donde la salud pública tiene muchos problemas, resulta irritante el gesto de la Cristian”.

 

 

El domingo pasado la Presidenta utilizó el Tango 01 para ir a buscar a su hijo a Santa Cruz y trasladarlo de urgencia a Buenos Aires. “La Presidenta, que habla tanto y cree mucho en lo simbólico, debería saber que lo simbólico pasa también por el uso de los bienes del estado. No puede ser un uso leguleyo. Sobre todo una persona de mucha fortuna, es dueña de un depósito de tres millones de dólares”, aseveró Sarlo.

El imperio del Yo, por Beatriz Sarlo

Por otra parte, la escritora se refirió a la vuelta de los cacerolazos a las calles de la Argentina. “Es gente que carece de organización y son muy pocos, sin ninguna experiencia de calle. El espacio público se ocupa con una experiencia de calle.

No se puede aprender en Facebook cómo saltar y gritar para que una aparición tenga el espíritu de una manifestación”

 

 

 
El Tango 01 en Río Gallegos. 

 

 

Comments

comments