200 millones de kilos varados en la frontera: Una problemática que se viene viviendo desde hace 40 días (luego de que el gobierno brasileño respondiera a las medidas restrictivas de importación que aplicó Argentina), y que hasta ayer no tenía solución. La situación es tan complicada que el sector confirmó que si no tienen soluciones hasta el viernes, el lunes de la semana que viene comienzan con las suspensiones de los trabajadores.
“El jueves pasado en la reunión que tuvimos en la cámara, se decidió tomar como primera medida las suspensiones”, le dijo a DIARIO HUAR­PE Analía Mingo­rance, tesorera de la institución olivícola. Según Min­gorance, la decisión se tomará sin quererla y como última instancia, ya que se esperaba una respuesta positiva de los gobiernos provincial y nacional a los reclamos del sector.
Puntualmente se le pedía al gobernador Gioja que interviniera en el caso y por cercanía con Moreno que le pidiera que concilie o negocie con el gobierno brasileño el tema de la certificación que demoró toda comercialización
“El certificado que hoy solicitan los brasileños antes no se pedía, pero después de que Argentina frenara las importaciones desde Brasil lo empezaron a pedir”, expresó Min­gorance. El trámite demora 90 días y mientras tanto los fon­dos están parados y los compradores miran a otros países.
“Puro bla bla y nada de soluciones”, dijo enojado otro representante del sector, en función a las gestiones que hacen los funcionarios locales y nacionales.

Comments

comments