NOTA EXCLUSIVA DEL DIARIO SAN RAFAEL

A PEDIDO DEL PADRE

Reabrirán la causa judicial por la muerte de Lourdes Di Natale

Giuseppe Di Natale confirmó a nuestro diario que declarará su nieta, hoy mayor de edad, y que le ha pedido a la abogada de la familia que “no la deje sola”.

Fue dueña de una de las agendas más delicadas y confidenciales del poder menemista como secretaria de Emir Yoma, asesor y cuñado del ex presidente Carlos Menem.

Sus denuncias llevaron a la cárcel a Yoma e involucraron en forma indirecta a su hermano político. Lourdes Di Natale, a quien Yoma había despedido de su trabajo tras pagarle algo más de 4 mil pesos de la época, lo había acusado de cobrar 400 mil dólares de coima por facilitar la venta de armas a Croacia y Ecuador y eso hizo que Emir terminara preso como uno de los cerebros de la operación. Esta denuncia y otras que anticipó públicamente sellaron su suerte.

La muerte de Lourdes ocurrida el 1 de marzo de 2003 fue el destino de la mujer que una vez y para siempre decidió denunciar todo lo que sabía a cualquier precio. Y lo pagó con su vida.

Reapertura

Una información tribunalicia sacudió los cimientos de los últimos rezagos que quedan del poder menemista en la Argentina y en el exterior: La justicia reabrirá la causa por la muerte de la joven sanrafaelina ocurrida hace 9 años. La decisión la adoptó la Cuarta Cámara del Crimen que revocó el archivo de la investigación que había dispuesto el juez Ricardo Farías y dispuso, entre las medidas de pruebas pendientes, la declaración testimonial de la hija de la víctima Agustina Sol, hoy mayor de edad. La joven es fruto del matrimonio de Lourdes con Mariano Cúneo Libarona, quien era defensor de Yoma en la investigación por el presunto contrabando ilegal de armas a Croacia y Ecuador en el que finalmente resultó absuelto por el tribunal.

La causa de la muerte de Lourdes incorporó nuevos elementos que refuerzan la hipótesis del homicidio planteada no sólo por la querella, sino también por la Policía Federal y choca con la hipótesis de la justicia de que la joven sanrafaelina murió tras caer en forma accidental desde una ventana de su departamento. Uno de esos elementos es el testimonio del padre de Lourdes, Giuseppe Di Natale quien aseguró ante la jueza subrogante Fabiana Palmaghini que su hija le manifestó que “estaba siendo amenazada permanentemente” y pocos días antes de morir le dijo a su madre en San Rafael que “era la última vez que se iban a ver porque la querían matar”.

En enero de 2003 ella vino a pasar unos días con sus padres a nuestra ciudad, y ya estaba citada como testigo para declarar en la causa por la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero.

Di Natale recordaba que “luego de regresar Lourdes me llamó para pedirme que fuera a Buenos Aires, porque recibía amenazas de personas extrañas, pero yo no pude porque mi esposa estaba postrada y no tenía dinero para hacerlo”.

La noche del 1 de marzo de 2003 el cuerpo de Lourdes apareció en el patio interno del edificio de calle Mansilla 2431-ella vivía en el 10º piso- y desde los primeros días la justicia sostuvo que cayó al asomarse alcoholizada para cortar, con un cuchillo Tramontina hallado junto a su cadáver, el cable de TV de sus vecinos. En el departamento jamás se hallaron botellas de alcohol y el cuchillo no tenía huellas digitales de Lourdes.

Giussepe Di Natale: “Le pedí a mi abogada que acompañe a mi nieta”

En los próximos días, la hija que Lourdes Di Natale tuvo con el abogado Mariano Cúneo Libarona, ex defensor de Emir Yoma, asesor y cuñado del ex presidente Carlos Menem, será convocada a declarar en la causa por la muerte de su madre acaecida el 1 de marzo de 2003 y que se había cerrado. Como es de público conocimiento, la misma se reabrió gracias a los oficios de la Sala Cuarta de la Cámara del Crimen que revocó el archivo de la investigación.

Para conocer algunos detalles de este nuevo hecho judicial que pone en el tapete el candente caso que tuvo como principal protagonista a esta mujer sanrafaelina que se atrevió a enfrentar al poder menemista, consultamos al padre de Lourdes, Giussepe Di Natale quien señaló que “tengo conocimiento de esta decisión judicial que no es otra cosa que hacer justicia luego de tantos años de incertidumbre. Lo único que le he pedido a nuestra abogada Mirta Formoso, es que acompañe a mi nieta Agustina Sol, hija de Lourdes cuando le toque declarar. Ella tenía solo 6 añitos cuando murió mi hija y alguien tiene que estar al lado de ella en ese momento”.

Comments

comments