A poco más de un año de iniciarse las movilizaciones en el país cordillerano, jóvenes de colegios secundarios se movilizaron en la ciudad de Santiago en contra del lucro en la educación

Chile: una nueva marcha estudiantil aumenta la presión sobre Piñera

Crédito foto: AFP

En el día de ayer, cerca de 3000 estudiantes de colegios secundarios marcharon en la ciudad de Santiago para manifestarse en contra del lucro en la educación pública y pedir que ésta pase a manos del Estado.

La movilización fue convocada por la Coordinadora Nacional de Estudiantes Secundarios (Cones), una de las dos principales organizaciones de alumnos de ese nivel educativo, y contó con el apoyo de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), que agrupa a los universitarios.

A poco más de un año de iniciarse las manifestaciones por parte de los estudiantes universitarios chilenos, se pudieron leer carteles con consignas tales como: «A un año de lucha, aún no se escucha», que sostenían los alumnos.

El clima estaba tenso ya que, durante la cumbre del G-20 en México, el presidente Sebastián Piñera  acusó al movimiento estudiantil de plantear «ideas equivocadas» y de estar “marcadamente influenciado por el Partido Comunista”.

«Uno no sabe ya a quién creerle: si al Piñera que habla en la ONU, donde calificó al movimiento estudiantil de ‘una causa bella y noble’ o a este Piñera que habla en México», dijo el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios de Chile (FECH), Gabriel Boric, que acompañó a los secundarios.

“Luego de un año de movilizaciones en que nos tomamos más de quinientos colegios, en materia de secundarios no existe nada. Solamente hay un proyecto de ley de desmunicipalización que profundiza aún más lo que es el sistema segregatorio”, dijo Cristopher Sarabia, portavoz de la Cones.

Según señaló, ese proyecto busca constituir agencias públicas presididas por los alcaldes de cada municipio, con lo que se pasaría “de una municipalización a una alcaldización”.

La marcha se realizó de manera pacífica, pero al llegar al punto final, se produjeron algunos disturbios cuando llegó la policía y quiso dispersar a algunos manifestantes, quienes fueron interpelados por los carabineros. Como resultado, detuvieron a 35 estudiantes.

Desde mayo del año pasado, los estudiantes chilenos han convocado más de 40marchas para exigir la reforma del actual sistema educativo, heredado de la dictadura de Augusto Pinochet, que redujo a menos de la mitad el aporte públicoy fomentó la inclusión de los centros privados.

Desde entonces, los estudiantes permanecieron movilizados, con constantes manifestaciones y ocupaciones de establecimientos, para defender una educación pública y gratuita.

Comments

comments