Imagen activaMadrid, 21 jun (PL) El presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y del Tribunal Supremo de España, Carlos Dívar, presentó hoy su dimisión a ambos cargos por el supuesto uso de fondos públicos para pagar gastos privados.

La decisión es consecuencia de la polémica suscitada a raíz de conocerse que Dívar cargó a los presupuestos del CGPJ -órgano de gobierno de los jueces- parte del coste de una treintena de viajes de fin de semana a Marbella, por un valor cercano a los 28 mil euros.

El escándalo saltó a la luz pública hace un mes, cuando un vocal del CGPJ, Juan Manuel Gómez, denunció ante la fiscalía una posible malversación de fondos públicos por parte de la máxima autoridad judicial del Estado.

Según la acusación de Gómez, el hasta hoy presidente del órgano de gobierno de los jueces y del Supremo (TS) habría gastado unos 13 mil euros en 20 desplazamientos y cenas en hoteles y restaurantes de lujo en la ciudad turística andaluza de Marbella.

Con posterioridad, las sospechas se extendieron a una docena de viajes más, con un cargo de otros 15 mil euros para las cuentas del Consejo.

La sala de lo Penal del TS decidió el miércoles de la semana pasada no admitir a trámite una querella contra Dívar, presentada por la asociación de juristas Preeminencia del Derecho, al considerar que no había bases legales para considerar los hechos como un posible delito.

Ello condujo a que cuatro vocales del CGPJ solicitaran una reunión para exigir la renuncia de su titular, tras considerar que los hechos que se le atribuyen son incompatibles con los principios de transparencia y austeridad exigibles a todo responsable público.

De esta manera, Dívar pone fin a un mes de intensas presiones para que dejara el mando del TS, en la cúspide del sistema judicial español, y del órgano de gobierno de los jueces, el cual encabezaba desde hace cuatro años.

Se convierte, además, en el primer presidente del poder judicial de este país europeo que dimite a su cargo.

Comments

comments