Su partido Nueva Democracia gobernará junto al socialdemócrata Pasok y la Izquierda Democrática. El amplio acuerdo apunta al respaldo interno, aunque también busca ser una señal al resto de Europa.

Apenas unas horas después de que se confirmara el acuerdo para conformar un gobierno de coalición entre tres de los principales partidos políticos de Grecia, el líder de la conservadora Nueva Democracia (ND), Andonis Samarás, juró como primer ministro ante el presidente Karolos Papaulias y el arzobispo de Atenas y primado del país Ieronimos II.

 

Samarás estará al frente de una amplia coalición en la que ND, que terminó primero por escaso margen en las elecciones, gobernará junto al socialista Pasok y la centroizquierda de Izquierda Democrática (Dimar). El acuerdo, ya esbozado anoche, había sido confirmado apenas esta mañana por el ex ministro de Economía Evangelos Venizelos.

 

Por el momento, no fue oficializado cómo quedará conformado el Gabinete. Se da por descontado, sí, que el líder de ND, Antonis Samarás, será el primer ministro, cargo en el que podría jurar hoy mismo. Y al menos algunos medios griegos mencionan a Vasilis Rapanos, presidente del privado Banco Nacional de Grecia, como el próximo ministro de Finanzas. Por ahora, Venizelos solo indicó que el representante de Grecia en la próxima reunión de ministros de Economía de la eurozona será el titular saliente de la cartera, Giorgios Zanias.

 

Tras la ceremonia de jura, el flamante primer ministro prometió ofrecer resultados concretos con su nuevo gobierno. “Con patriotismo, unidad nacional sin fisuras y la ayuda de Dios, trabajaremos duro para ofrecer resultados concretos y esperanza al pueblo”, declaró Samarás.

 

El temor a que se profundice aún más la gravísima crisis económica que atraviesa el país llevó a los tres partidos a conformar una coalición políticamente muy amplia. El acuerdo se selló tras frenéticas negociaciones y, además de apuntar a poner fin a la incertidumbre política en Atenas, busca convertirse en una señal a la Unión Europea y, en particular, a los socios de Grecia en la eurozona.

 

Si bien ND y Pasok ya sumaban en conjunto las bancas suficientes como para nombrar al próximo primer ministro –162 de las 300 que posee el Parlamento–, ambos deseaban que Dimar también formara parte de la coalición gobernante para ganar legitimidad y tener un mayor apoyo popular. Es que este pequeño partido de centroizquierdista es una escisión moderada de Syriza –segundo en las elecciones, con 71 bancas– y su líder, Fotis Kuvelis, es uno de los políticos de mayor prestigio del país.

 

(Fuente: agencias)

Comments

comments