En Chubut, la mayoría de las estaciones de servicio cerraron por la escasez. En Santa Fe hay largas colas para cargar. Y en Salta establecieron cupos de venta de hasta 150 pesos.

El paro de transporte de combustible lanzado por el sindicato de Camioneros se siente con fuerza en las provincias. El panorama más complejo se da en Chubut, donde la mayoría de las estaciones dejaron de atender por la falta de naftas. En otras partes del país todavía se registran largas colas de vehículos en busca del escaso combustible disponible, por lo que algunos estacioneros establecieron cupos de venta de hasta 150 pesos.

La mayoría de las estaciones de servicio de Chubut se encontraban hoy sin combustible. En las principales ciudades hubo largas colas hasta anoche. Pero hoy la gente ya no esperaba para cargar el tanque porque las estaciones ya no atendían. En Comodoro Rivadavia más de cien camiones cisterna se encontraban bloqueando la salida de la destilería ubicada en el centro de la ciudad. El desabastecimiento de naftas era total en esa ciudad, cuna del petróleo argentino.

El secretario general del Sindicato de Camioneros de Chubut Jorge Taboada dijo que el gremio “va a resistir a Gendarmería y el Ejército si pretende desalojar la playa de tanques de YPF”. Y que de ninguna manera se permitirá que personal de esas fuerzas de seguridad manejen camiones. “Estamos dispuestos a resistir hasta las últimas consecuencias”, dijo Taboada. La falta de combustible era total también en localidades del interior de la provincia.

En la ciudad de Santa Fe, el 70 % de las estaciones de servicio, se encuentran sin combustible, en el resto, empieza a terminarse las naftas y se producen largas colas de vehículos. Las estaciones de servicio de la autopista Santa Fe-Rosario, agotaron su stock. El intendente de Santa Fe, José Corral, declaró esta mañana que los servicios de transporte de pasajeros y las ambulancias tienen reserva de combustible hasta mañana. En las rutas nacionales 11 y 34, que cruzan la provincia, el panorama es similar y en los puestos de peaje detectan la casi nula circulación de camiones.

Con el bloqueo a la planta de YPF ubicada en la localidad cordobesa de Monte Cristo, conseguir una gota de nafta en esa provincia se volvió una verdadera misión imposible. “Queda nafta en algunas pocas estaciones por lo que el desabastecimiento será total promediando la tarde. El sistema colapsará”, le dijo a Clarín Raúl Castellano, titular de la Federación de Expendedores de Combustibles. Y agregó que “hay que tener en cuenta que para reabastecer al sector se demorará unas 24 horas más desde que la medida sea levantada”.

Es que desde que el gremio de Camioneros lanzó el paro, la planta de YPF ubicada a unos 25 kilómetros de la capital provincial se encuentra totalmente bloqueada. Desde allí -donde se salen unos 140 camiones por día- se abastece a todas las estaciones YPF que hay en la provincia; y a otras ubicadas en el norte del país.

“No hay nada… vengo dando vueltas desde la madrugada y no hay nada de nada. Lo que podés encontrar es diesel o la más cara. Eso sí, debés comerte una cola de 300 metros de largo. Y no pidás de alguna marca en especial, eh…”, le contó a este diario un automovilista que daba media vuelta no bien ingresaba al playón de la estación ubicada en Avenida Cordillera y Spilimbergo de barrio Villa Centenario.

Pero en esta provincia, la preocupación excede al transporte terrestre: las máquinas del aeropuerto Córdoba también reciben combustible de la refinería ubicada en Monte Cristo. “”Hay que estar atentos a ver cómo sigue esto porque si no aflojan deberíamos suspender o reprogramar algunos vuelos”, confiaron desde el aeropuerto Ambrosio Taravella. La falta de combustible, también podría afectar al transporte público, al servicio de taxis y remises; y hasta la propia policía de Córdoba ya que “venimos patrullando con lo justo”, describieron desde la fuerza de seguridad.

Desde el martes por la tarde los salteños comenzaron a recorrer con sus vehículos las estaciones de servicios en busca de combustibles, generando largas colas para llenar el tanque. Esta mañana, mucha gente madrugó y colapsó los surtidores quedando varios de ellos sin ningún tipo combustibles. Por estas horas, de 18 estaciones de servicios que hay en la capital salteña, 7 tienen combustibles, aunque la nafta súper, ya no se está consiguiendo. Los despachantes, sólo cargan entre $100 y $150. De seguir el paro de camioneros, el transporte público tiene previsto reducir las frecuencias en los recorridos, como también taxis y remises: “Me levanté a las 5 de la mañana y a las 6,30 logré conseguir que me carguen $150 de Premium” le contó a Clarín, un empleado de comercio.

Comments

comments