Luego de acordar con la Federación Argentina de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas un aumento salarial del 25,5 por ciento, el secretario general del Sindicato de Camioneros anunció un paro nacional del sector para el próximo miércoles, con movilización a Plaza de Mayo, para repudiar “la denuncia absurda” que el Gobierno presentó en su contra tras la medida de fuerza que acaba de culminar y exigir la eliminación del Impuesto a las Ganancias y la universalización de las asignaciones familiares.

“Este aumento no sirve de nada si no se aumenta el mínimo no imponible”, sentenció el líder de la CGT, quien le pidió a la presidenta Cristina Kirchner “que deje de lado su soberbia, que sepa que porque sacó el 54 por ciento de los votos no puede hacer lo que quiere, y que recoja un poco de humildad y termine con la discriminación de nuestros hijos y ese injusto dinero que se le retiene a los trabajadores”.
Durante una conferencia en la sede de Camioneros, Moyano confirmó lo que minutos antes había anunciado el presidente de la Fadeeac, Luis Morales, quien reveló una “negociación personal” con el líder sindical en la que se acordó el nuevo incremento escalonado para las 14 ramas del sector: el 12,5 por ciento se cobrará el mes que viene, el 7 en noviembre y el 6 por ciento restante en marzo de 2013; el porcentaje no será acumulativo, sus valores fueron fijados sobre la base de los salarios de julio y “no hubo sumas extraordinarias”.
En el acuerdo quedó afuera el tema de las asignaciones familiares y el mínimo no imponible, por lo que Moyano los colocó como argumento central del anuncio de un nuevo paro general del Sindicato de Camioneros para la semana próxima, “seguramente el miércoles”, con una movilización a Plaza de Mayo, a la que invitó “a todos aquellos (sectores) que se vean perjudicados”

Sin apoyo
El paro convocado por Moyano no contó con el apoyo esperado, luego de que varios sectores indicaran que no acompañarán. Yasky, de la CTA, explicó que pese a estar de acuerdo con los reclamos sobre el mínimo no imponible y las asignaciones familiares, no acompañará la medida por considerarla “totalmente desestabilizadora del modelo”. Rodríguez, de la Unión Ferroviaria, explicó que no adherirán al paro ni a la marcha ya que “la presidenta no se olvidó del movimiento obrero”.

 

Comments

comments