En un nuevo aniversario de la Masacre de Avellaneda, el ex presidente afirmó que la causa ya fue resuelta. En diálogo exclusivo con Infobae.com, dio a entender que no existió responsabilidad política en la represión que acabó con la muerte de los dos militantes

Duhalde, a diez años del asesinato de Kosteki y Santillán: "No quedó impune"

Crédito foto: Télam

En el décimo aniversario del asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán,Eduardo Duhalde señaló, en diálogo exclusivo con Infobae.com, que el crimen de los piqueteros “es el único caso que no quedó impune“, en referencia a la condena que siete policías y ex oficiales recibieron en el 2006.

Al ser consultado sobre la responsabilidad del gobierno provincial y nacional en los asesinatos, el ex presidente contestó: “Es el único caso que no quedó impune. De los crímenes del 2001 (sic) es el único que no quedó impune“.

¿No hubo responsabilidad política? ¿Los policías actuaron solos?“, se le repreguntó desde Infobae.com. El ex mandatario negó con la cabeza y se retiró sin responder, escoltado por uno de sus asesores, que lo guió hacia la charla que compartió el jueves con el ex mandatario brasileño Fernando Henrique Cardoso en la sede porteña de la Universidad Católica Argentina.

Si bien puede haberse tratado de un simple error, resulta al menos llamativo queDuhalde vincule el crimen de Kosteki y Santillán con los asesinatos ocurridos a fines del 2001.

El ex jefe de Estado fue señalado por familiares y compañeros de las víctimas como uno de los principales responsables políticos del asesinato de los dos militantes del Movimiento de Trabajadores Desocupados Aníbal Verón durante la represión policial que tuvo lugar el 26 de junio de 2002 en Avellaneda.

En ese entonces Duhalde alentaba, en su rol de presidente, que las fuerzas de seguridad evitaran las protestas sociales en la vía pública, a sólo meses de las marchas del 20 y 21 de diciembre que, según las últimas cifras, terminaron con la muerte de 39 personas. “A veces el Estado tiene que reprimir“, definió en una entrevista, semanas después de dejar el poder.

Dos meses atrás, el juez federal Ariel Lijo resolvió archivar la causa que investigaba la responsabilidad política de los gobiernos nacional y provincial en los asesinatos. La querella señalaba no sólo al ahora ex presidente, sino también al entonces gobernador bonaerense Felipe Solá; al ex jefe de Gabinete nacional, Alfredo Atanasoff; al ex ministro de Justicia, Jorge Vanossi; al ex titular de la cartera del Interior, Jorge Matzkin; al ex secretario de Seguridad Interior, Juan José Álvarez; al ex secretario general de la Presidencia, el ahora senador kirchnerista Aníbal Fernández, y al ex jefe de la SIDE, el difunto Carlos Soria.

Por el crimen, el ex comisario Alfredo Fanchiotti y el ex cabo Alejandro Acostarecibieron la cadena perpetua como autores materiales del hecho. A sólo seis años de su condena, ambos gozan el privilegio de haber sido trasladados a un penal de régimen abierto que permite salidas de hasta 12 horas diarias.

Comments

comments