El obispo de Merlo-Moreno había presentado su dimisión tras conocerse su relación amorosa; Benedicto XVI nombró a Casaretto en su reemplazo

Por Elisabetta Piqué  | LA NACION

ROMA.- Después de varios días cargados de polémicas y revelaciones, el papa Benedicto XVI aceptó la renuncia a su cargo del obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Bargalló.

Tras admitir la existencia del romance el obispo presentó la renuncia ante el nuncio apostólico, representante del Papa en el país, que luego fue aceptada en la Santa Sede. Sin embargo, al renunciar al “pastoreo” de la diócesis, Bargalló no pierde su condición ni de sacerdote ni de obispo, por lo que se le asignaría alguna nueva tarea eclesiástica.

Las imágenes difundidas, negadas inicialmente por el obispo, muestran a monseñor Bargalló abrazado con una mujer en las aguas del mar en un lujoso y costoso complejo turístico cercano a la ciudad mexicana de Puerto Vallarta.

Las fotografías son de enero de 2011 y la acompañante del obispo es María de las Victorias Martínez Bo, una empresaria gastronómica del barrio porteño de Belgrano.

Bargalló, de 59 años, fue reelegido presidente de Cáritas Latinoamérica en 2010 y por un período de cuatro años, y su última aparición en los medios fue en marzo por presidir una misa en la catedral de Moreno, al cumplirse un mes de la tragedia de Once.

Comments

comments