Es evidente la gran complejidad que ronda el conflicto petrolero en Cerro Dragón. El accidente vial y las palabras de la presidenta, complicó todo el frente negociador. Sin embargo, los disidentes de la UOCRA siguen bloqueando los accesos al yacimiento y persiguen como objetivo básico que Pan American Energy acceda a sus requerimientos. La empresa ha dicho que no negociará bajo presión. El gobierno de Chubut, ahora más involucrado, luego del discurso presidencial, aplazó el cuarto intermedio y pidió a PAE un interlocutor con decisión y que las partes “cedan” un poco.

(OPI Chubut) – El grupo disidente de la UOCRA chubutense (Los Dragones) sigue bloqueando la ruta de acceso al yacimiento Cerro Dragón, mientras esperaban reanudar hoy a las 10:00hs las negociaciones que ayer se frustraron por inflexión de las partes. A última hora de ayer el Fiscal de Estado Blas Meza Evans informó que la reunión de hoy se suspendía y se pasaba el cuarto intermedio para mañana jueves (sin hora prevista), en virtud de que consideró estéril sentar a las partes en la mesa de negociación sin que se haya podido avanzar en diálogos que sean concurrentes para la solución del conflicto.

Por su parte la operadora Pan American Energy, dispuso que no va a negociar mientras su yacimiento permanezca bloqueado por “Los Dragones” y éstos a su vez han desestimado abandonar la medida, en tanto no se avance en las negociaciones salariales que piden a la petrolera. En este marco el gobierno de Martín Buzzi, ha solicitado a la operadora que para mañana envíe un negociador con poder de decisión, para agilizar el trámite y evitar las consultas a niveles decisorios superiores de la empresa.

Fuentes muy cercanas al gobierno nos han confiado la gran preocupación que existe en el Ejecutivo, luego de las palabras que expresara ayer la presidenta. La tragedia de los Gendarmes en la ruta 3 y la asignación de culpas al gobierno provincial por no haber sabido manejar la sitaución, como así también la decisión de no disponer más de Gendarmería para sofocar este tipo de conflictos, colocó al gobernador Buzzi en una postura no deseada por el mandatario, quien privilegia en todo momento, su relación con la presidenta CFK.

Era la policía de la provincia y no la Gendarmería Nacional la que tenía que estar allí”, dijo Cristina en el discurso y esas palabras le resuenan a Buzzi en la cabeza, más aún cuando agregó “no había intereses sindicales sino un entrelazamiento de intereses sindicales, políticos, de bandas. Lo que se vio en televisión y lo que me explicó el Dr. Berni, Secretario de Seguridad, lo que se buscaba era que entrara a sangre y fuego la Gendarmería y desestabilizar al Gobierno”; obviamente que la presidenta no se refería al gobierno provincial, sino a su propio gobierno. Esto encendió las luces de alerta en la oficina en Rawson.

Reflejos componedores

En tren de salvar de un mayor deterioro, la relación fluida con la presidencia, Martín Buzzi salió a expresar a la prensa “los gendarmes vinieron a ayudarnos a poner fin a los hechos de violencia en Cerro Dragón y el destino hizo que se produjera esta tragedia. Estamos consternados, pero también profundamente indignados. La Presidenta tiene toda la razón, el episodio desbordó todos los límites y está claro que lo que algunos buscaban era provocar enfrentamientos violentos entre quienes ocupaban Cerro Dragón con las fuerzas federales o los efectivos provinciales”.

Y para estar a la altura de las circunstancias el Gobernador reafirmó los conceptos de CFK, señalando «la empresa Pan American Energy, el grupo Bulgheroni, y los gremios tienen que resolver inmediatamente el conflicto, que ya ha causado demasiados estragos, incluyendo esta dolorosa derivación que fue el accidente. Hay que ponerle fin a la violencia.Está muy claro que este vandalismo tiene objetivos políticos desestabilizadores, de lo contrario, no se entiende la virulencia de los hechos que paralizaron el yacimiento y provocaron los destrozos”. (Agencia OPI Chubut)

Comments

comments