El problema de fondo para la política productiva, en primer término, es lo que corresponde con el uso del recurso hídrico; pero las políticas de desaliento se reproducen desde los 90′ a pasos agigantados y ahora creen frenar los límites a exportaciones, en un estado que no actúa para los verdaderos dueños de la tierra: Marcelo Alós quiere una solución con una comisión Brasilera – Cuyana para destrabar, epro la queja de Brasil es por la política nacional, no cuyana. Entonces, debería este mediodía hablar con la Nación mejor y para terminar con el padecimiento de la industria olivícola

 

Comments

comments