Mantienen bloqueado el acceso al oficial

Por Javier Blanco  | LA NACION

Mientras la Administración Federal de Ingresos Públicos sigue sin responder las solicitudes para la compra de divisas que le presentaron los ahorristas y contribuyentes, desde que restituyó en su página de apuro esta opción para evitar un hostigamiento judicial, y el acceso al mercado oficial permanece bloqueado para el público (sólo pasan los pedidos por viajes o por conversión de créditos hipotecarios vinculados a la compra de un inmueble), en el mercado paralelo el dólar vuelve a tomar vuelo.

Según coincidieron en describir distintos operadores, la divisa en ese cada vez más requerido segmento de negocios se llegó a vender ayer a 6 pesos, un valor que no rondaba desde hace un mes y que había abandonado cuando el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, intentó pactar con agentes cambiarios que el valor de esa divisa para las operaciones en negro se estabilizara en torno a $ 5,10, gestión que disparó un verdadero sainete entre figuras de la administración Kirchner, y nunca prosperó.

En el mercado sostienen que la demanda informal de divisas se vio en las últimas horas fortalecida por lo que describen como el “efecto aguinaldo”, por lo que descuentan que la renovada fortaleza en su cotización se mantendrá en los próximos días.

La nueva escalada (en una jornada en la que el billete en pizarras se mantuvo planchado) hizo que la brecha entre el virtualmente inaccesible dólar oficial y el paralelo se consolide por encima del 30% (llega al 32,5%), mientras las operaciones de arbitraje de monedas conocidas como “contado con liquidación” (y usadas para fugar capitales) se pactaron a un cambio de $ 6,73 (+48,6%).

MÁS PAGOS CON RESERVAS

En tanto, ayer el Gobierno dispuso volver a tomar de las reservas del Banco Central todos los recursos que necesita para cancelar este año “la totalidad de los servicios de deuda con organismos internacionales”.

Se trata, según especificó el decreto 928/12 publicado en el Boletín Oficial, de US$ 2179 millones que se suman a los 2180 millones ya capturados en abril para pagar compromisos con tenedores privados de deuda (sobre el total de US$ 5674 millones previsto este año).

Comments

comments