Los miembros de la comisión de la Cámara Olivícola se juntaron ayer con todos los directivos de las empresas aceiteras locales para definir números y políticas a seguir en función a la actual situación que está atravesando el sector y en vista a las promesas de que el 1 de julio se destrabaría la entrada a Brasil.

Mientras que en la tarde en la vecina provincia del sur, el ministro de Agricultura, Marcelo Alós, con sus pares de La Rioja, Catamarca y Mendoza se sentaron con la Secretaría de Comercio Exterior de Brasil, Tatiana Lacerda Prazeres, para delinear la agenda de los presidentes y algunas estrategias comunes en el marco de la Cumbre del Mercosur que se realizará en los próximos días.
El encuentro de San Juan
En la primera de las reuniones los olivicultores y aceiteros definieron el número que representa aproximadamente lo que significó las pérdidas para el sector desde que se empezaron a aplicar las trabas para el ingreso a Brasil. Esa cifra va a pasar al gobierno provincial para que éste sea el encargado de gestionar, por un monto similar, fondos para el sector. Además en el encuentro del mediodía los olivicultores y aceiteros precisaron que de no haber anuncios positivos en la Cumbre del Mercosur comenzarán a tomar medidas indeseables (entre las que se mencionan suspensiones y o despidos de personal) para contrarrestar los embates económicos.
El encuentro de Mendoza
Tal como lo adelantara DIARIO HUARPE en su edición del sábado, ya todo estaría dado para que el 1 de julio las trabas se levanten y los productos olivícolas comiencen a entrar a Brasil. Es más, en la reunión de ayer entre los ministros de las provincias olivicultoras y los funcionarios de Comercio Exterior de Brasil se acordó la introducción del tema en la agenda principal a discutir en la cumbre. “Nos venimos con mucho optimismo porque se logro colocar el tema en agenda y vimos una gran predisposición por parte de los brasileños para solucionar la situación”, le dijo a DIARIO HUARPE mientras volvía desde Mendoza, Marcelo Alós.
Según Alós, el eje del planteo de los funcionarios argentinos ante la situación de las trabas a los productos de la región se fundó más que económico, en social ya que los sectores afectados generan mucha mano de obra. El ministro además contó que la propuesta de formar una Cámara de Comercio Bra­sileño-Cuyana fue gustosamente recibida y que a partir de ahora hay que empezar a trabajar en la idea.
En síntesis, las gestiones están hechas, y aunque nadie quiere tirar prenda ni adelantarse a los anuncios que se harán en la Cumbre, las esperanzas se renuevan y la apertura del comercio con Brasil se siente cada vez más cerca.

Comments

comments