Los exámenes psicofísicos de los conductores, hasta hoy subsidiados por el Estado, deberán ser abonados por las empresas

 En medio de la feroz puja entre ambos, el Gobierno volvió a darle un golpe bajo a Hugo Moyano, pero esta vez donde sabe que más le duele: las cajas sindicales. La Casa Rosada decidió eliminar un beneficio que le había otorgado Néstor Kirchner al líder del gremio y en consecuencia a las empresas del sector transportista, que generaba un ingreso millonario a la obra social de Camioneros para realizar los exámenes psicofísicos a los conductores de cargas pesadas.

Mediante la Resolución 32/2012 del Ministerio del Interior y Transporte, publicada hoy en el Boletín Oficial, la Casa Rosada dejó sin efecto una norma sancionada en 2003 por el ex presidente Néstor Kirchner destinada a cubrir los costos que representaba para las empresas transportistas los exámenes psicofísicos de los consuctores.

“Déjase sin efecto el Régimen de Compensación de Aranceles (RCA) de la Evaluación Psicofísica de los Conductores Profesionales de Vehículos de Transporte Terrestre de Cargas Generales y Peligrosas de Jurisdicción Nacional y del Establecimiento de la Formación Profesional de los Conductores de Vehículos de Transporte Terrestre de Cargas Generales de Jurisdicción Nacional”, ordena.

En los considerandos del texto publicado, el ministerio invoca que la resolución 405/2003 “fue dictada en un marco de crisis del sector del transporte de cargas por automotor” y que “dicho régimen cumplió con la finalidad que tuvo en miras la Autoridad de Aplicación en un momento de grave crisis económica e institucional del país, evitando el estancamiento del sector”. “La situación fáctica que ha tenido como antecedente el dictado de la Resolución 405/2003 ha variado en forma exponencial al día de la fecha”, agrega.

A raíz de lo expuesto anteriormente, entre otras argumentaciones, se dejó sin efecto la resolución que otorgaba el beneficio a los camioneros, bajo la advertencia de que los aranceles de la evaluación psicofísica de los conductores profesionales de vehículos de transporte terrestre de cargas generales y peligrosas “deberán ser abonados por el transportista, el cual no podrá bajo ninguna circunstancia trasladar el costo del mismo al conductor”.

La obra social del sindicato en cuestión recibe desde hace casi una década anticipos de varios millones de pesos a cuenta del Régimen de Compensación de Aranceles (RCA), para realizar los exámenes psicofísicos a los conductores, con una rendición de cuentas denunciada en algunas oportunidades como irregular.

Comments

comments