La deuda hipotecaria de los hogares baja un 2,2% en un año, pero aún supone el 77,1% de su endeudamiento total
 Los hogares e instituciones sin ánimo de lucro a su servicio gastaron más de lo que ingresaron en el primer trimestre del año, lo que no había ocurrido nunca desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) inició en 2000 la elaboración de la contabilidad nacional trimestral. Entre enero y marzo, la renta disponible de los hogares y las instituciones disminuyó el 1,3% en tasa interanual, hasta los 165.838 millones de euros, en tanto que su consumo final creció el 2,1% y sumó 166.491 millones de euros, según los últimos datos publicados hoy por el INE.

Según la misma fuente, en el primer trimestre, el ahorro generado por los hogares y las instituciones sin ánimo de lucro a su servicio (Isflsh) alcanzó un montante negativo de 911 millones de euros, con una disminución de 5.473 millones de euros respecto al mismo trimestre de 2011. Así, la tasa de ahorro se situó en el -0,6 % de la renta disponible, 3,3 puntos menos que un año antes. No obstante, si se consideran periodos móviles de cuatro trimestres (año móvil), entre el segundo trimestre de 2011 y el primero de 2012, la tasa de ahorro de familias e instituciones sin ánimo de lucro alcanzó el 10,8 % de la renta disponible, siete décimas por debajo que el periodo móvil precedente.
El descenso de la renta disponible tiene su origen en la disminución del saldo de rentas primarias (1,8%), debido a que el incremento del 1,5% del excedente de explotación y renta mixta no pudo compensar los descensos de la remuneración de asalariados (3,2%) y del saldo neto de rentas de la propiedad recibidas (4,4%). A su vez, el recorte del saldo de las rentas de la propiedad (intereses, dividendos, etc.) es consecuencia de un menor aumento de las rentas percibidas (2,2%) que de las pagadas (12,6%).
En los tres primeros meses del año, las familias y sociedades a su servicio presentaron una capacidad de financiación de 12.591 millones de euros, cifra equivalente al 4,8% del PIB. Por lo que respecta al resto de sectores institucionales, las Administraciones Públicas tuvieron una necesidad de financiación del 5,6% del PIB (14.646 millones), una décima más que un año antes.
Sin compensación
La caída en un 5,1% del gasto en consumo y la caída de las inversiones, no pudo compensar el descenso de la renta disponible de las Administraciones Públicas en un 11,3%, lo que arrojó una tasa de ahorro negativa de 5.584 millones de euros La menor renta disponible derivó de la disminución de los ingresos por impuestos netos (2,2%), el aumento de las rentas netas de la propiedad pagadas (39,2%). el incremento de los pagos de prestaciones sociales (4,2%) y el descenso de las cotizaciones sociales (2,5%).
La renta disponible de las sociedades no financieras aumentó el 9%, debido, entre otros factores, al incremento del excedente de explotación (8,5%) y al descenso del impuesto de sociedades pagado por el sector en un 68,7%. Por su parte, las instituciones financieras incrementaron su renta disponible en un 61%, hasta los 8.467 millones gracias al incremento en 2.170 millones de euros del saldo correspondiente a las rentas de la propiedad recibidas. En el primer trimestre, estas instituciones registraron una capacidad de financiación de 5.974 millones, el 2,3% del PIB y 1,1 puntos más que un año antes.
En su conjunto, la economía nacional necesitó financiarse del exterior por valor de 14.196 millones de euros, lo que equivale al 5,4% del PIB, ocho décimas menos que en el primer trimestre de 2011. La menor necesidad de financiación de la economía se explica, principalmente, por el comportamiento del saldo de intercambios exteriores de bienes y servicios, que disminuye en 4.118 millones de euros, debido tanto al aumento de las exportaciones (4,5%) como a la disminución de las importaciones (del 0,9%).

La deuda de las familias, en la cifra más baja desde 2007

La deuda de las familias bajó un 0,14% en el mes de mayo en comparación con abril, con lo que ya acumula seis meses de descensos consecutivos, y se situó en 854.616 millones de euros, el nivel más bajo desde septiembre de 2007, cuando sumó 854.095 millones, según datos del Banco de España.
En tasa interanual, la deuda de las familias cayó un 2,8% en el quinto mes del año especialmente por el descenso de los créditos al consumo, que descendieron un 4,2% en comparación con mayo de 2011, hasta situarse en 194.723 millones de euros.
De la misma forma, la deuda hipotecaria bajó en mayo un 2,4% en tasa interanual y se situó en 656.818 millones de euros, lo que supone el 76,8% del endeudamiento total de los hogares.

Comments

comments