COMODORO RIVADAVIA.- El conflicto de Los Dragones, protagonistas de los violentos disturbios en el yacimiento Cerro Dragón, cuya concesión de explotación mantiene Pan American Energy (PAE), se extendió ayer a las restantes operadoras en Chubut: cuatro cortes de ruta en diferentes puntos de esta ciudad potenciaron la protesta y resintieron la producción de la totalidad de las empresas petroleras en esta provincia.

Los cortes se mantuvieron en el cruce de las rutas 3 y 39; en 3 y 26 -pasos obligados para llegar a los yacimientos-; en el camino Juan Domingo Perón, que une a las localidades de Comodoro y Rada Tilly, y en el barrio Industrial, donde se encuentra la sede de Los Dragones. Los bloqueos impidieron el tránsito de camionetas y vehículos abocados a la producción petrolera, en una medida que complicó la actividad a las operadoras YPF, Capsa y Tecpetrol, además de a Pan American Energy en Cerro Dragón.

El diputado provincial y referente del Sindicato de los Petroleros Privados de Chubut, Carlos Gómez, aseguró que el conflicto entre PAE y Los Dragones pone “en riesgo los sueldos del mes de julio para la actividad privada y estatal provincial”.

Además, destacó que “hay 14.500 puestos de trabajo y 96 equipos de torre paralizados”, consecuencia de los cortes de ruta de Los Dragones. Opinó que el planteo “no tiene que ver con el pago futuro” de los días caídos, sino con “saber a lo largo del segundo semestre cuántos van a poder trabajar. Ese es el gran problema. No se puede entender que atrás de una reivindicación salarial se haya llegado al extremo de poner en riesgo la continuidad laboral de 8000 familias de PAE”, anticipo.

Gómez indicó que los piquetes apostados en las rutas de acceso a los yacimientos impiden el ingreso de todos los trabajadores. Los operarios “no han podido llegar a las áreas de YPF, Capsa y Diadema; se ha paralizado la actividad en los yacimientos de zona norte también”, dijo.

Con opiniones dispares en una asamblea realizada ayer, los petroleros privados plantearon la posibilidad de subir hoy a los yacimientos, pese a los piquetes de Los Dragones para “mantener las fuentes de trabajo” y retornar a las áreas de producción.

En otro orden, la Cámara de Exploración y Producción de Hidrocarburos -que agrupa a las operadoras y principales empresas de servicios petroleros del país- solicitó por medio de una nota a la Nación la intervención ante los cortes de ruta que “impiden el normal ingreso y egreso a los distintos yacimientos hidrocarburíferos de Chubut”, ubicados en “Comodoro Rivadavia, Pampa del Castillo y zonas adyacentes”. La nota fue enviada al ministro de Trabajo de la Nación, Carlos Tomada, y de Planificación Federal, Julio De Vido.

Ayer, PAE alcanzó el 70 por ciento del bombeo de crudo a la planta de almacenamiento y embarque de Caleta Córdova, y el 46% de la producción de petróleo que el yacimiento mantenía antes de su ocupación ilegal. La operadora informó que Cerro Dragón “está produciendo al 61 por ciento de su producción equivalente al período anterior a la toma”.

En tanto, el vocero de Los Dragones”, Guido Dickanson, aseguró que las negociaciones con PAE” están estancadas”. Sostuvo: “Lo único que tenemos son condiciones extorsivas del gobierno provincial y la operadora. Es una vergüenza”.

La protesta sumó ayer otro condimento a la confusión general: las esposas de Los Dragones mantuvieron un corte de ruta frente a la sede que el grupo mantiene sobre la ruta 3, en el barrio Industrial de Comodoro Rivadavia, impidiendo el paso de vehículos en horas pico. El jefe de la Seccional Tercera de la policía, Héctor Quizle, dijo: “Nosotros tenemos que hacerles saber formalmente [a las esposas de Los Dragones] que deben permitir la libre circulación del tránsito para no entorpecer la normal circulación de transportes y servicios públicos”.

La jueza federal de esta ciudad, Eva Parcio, retomó la instrucción de la causa judicial iniciada por la toma del yacimiento y, según confirmaron fuentes judiciales, estará al frente de la investigación hasta que la Corte Suprema resuelva la competencia en la causa.

Comments

comments